jueves 20 de agosto de 2009 - 10:00 AM

El transporte férreo formal está al borde de la quiebra

Un nuevo conflicto surgió entre los operadores de la estación del ferrocarrill y los ‘motogarrucheros’ del sector del puente elevado del barrio Santana.

La actividad informal, que desde hace ocho años vienen realizando estos transportadores, le ha producido cuantiosas pérdidas a la Cooperativa de Servicios de Colombia, Coopsercol, encargada de operar el transporte de pasajeros y carga del ferrocarril del Magdalena Medio.

La movilización de pasajeros a través de la empresa Coopsercol disminuyó en 80%, lo que le representa a la cooperativa dejar de percibir por concepto de pasajes $6 millones mensuales.

La actividad, tan simple como riesgosa, hace que los ‘motogarrucheros’ esperen sus clientes a la altura del puente elevado del barrio Santana, para salir cuando el cupo esté lleno.

Frente al tema Coopsercol manifestó su preocupación por la actitud agresiva con la que el grupo de ‘motogarrucheros’ ha asumido el problema.

Según Helman Oswaldo Gil Bermúdez, gerente de Coopsercol, las personas que desarrollan la actividad ilegal han motivado a los pobladores de las veredas y corregimientos que utilizan su servicio para que realicen jornadas de protesta con el taponamiento de la vía.

'El domingo pasado taponaron la vía y recibimos insultos de las personas que se aglomeraron en la carrilera y no dejaron pasar nuestros vehículos', explicó Gil Bermúdez.

El funcionario aclaró que, aunque su cooperativa entiende la necesidad laboral de las personas que operan las ‘motogarruchas’, lo cierto es que su actividad es ilegal y además peligrosa.

'Se han presentado más de diez accidentes en los últimos cinco años al coincidir en la vía uno de nuestros coches con una ‘motogarrucha’. Estas personas deben ser conscientes del riesgo al que exponen a sus clientes', indicó Gil Bermúdez.

Lo cierto es, que los usuarios de las ‘motogarruchas’, en muchas ocasiones, prefieren este tipo de transporte por ser más económico.
'El servicio de transporte siempre está cuando lo necesitamos. Ha habido casos en los que es necesario trasladar un enfermo en las horas de la noche, llamamos al ‘motogarruchero’ y siempre acude'.

 Aunque el próximo viernes 21 de agosto las directivas de Coopsercol se reunirán con lo representantes de los ‘motogarrucheros’ y líderes de las veredas para buscarle una solución al conflicto, las únicas entidades que podrían otorgarle un permiso a los transportadores es el Ministerio de Transporte y Ferrocarriles del Norte de Colombia, Fenoco.

Horarios y percios

Coopsercol se queja de la competencia desleal por parte de los ‘motogarrucheros’ en el establecimiento de los horarios de operación. Los directivos de la Cooperativa aducen que los transportadores informales le llevan ventaja, dado que cuando sus horarios de salida hacia Puerto Berrío son a las 5:00 a.m. y 1:00 p.m., los de los ‘motogarrucheros’ se adelantan a las 4:00 a.m. y 12:15 p.m.

En la línea hacia el norte, es decir a Sogamoso y García Cadena Coopsercol despacha sus coches a las 4:30 a.m., 6:00 a.m., 11:30 a.m., 2:30 p.m. y 5:00 p.m. de lunes a domingo.

El valor de los pasajes en ‘motogarrucha’ oscila entre $2 mil y $16 mil.

El valor del pasaje cobrado por Coopsercol oscila entre los $5 mil y los $20 mil.

Se necesita permiso


El tecnólogo de operación para el Magdalena Medio  de Fenoco, Santiago Alberto Mejía Rueda, indicó que los ‘motogarrucheros’ necesitan un permiso para desarrollar su actividad por parte del Ministerio de Transporte, y a su vez certificación de la entidad que él representa en la región.

'La actividad de los ‘motogarrucheros’ es ilegal. Ellos arriesgan su vida y la de sus clientes. Nosotros esperamos que no vuelvan a taponar la vía, porque de lo contrario tomaremos medidas drásticas, apoyados de las autoridades del municipio', expresó Mejía Rueda.

síntesis
Acción policial


El Secretario Local de Gobierno, Juan Carlos Sierra, indicó que la Alcaldía no ha previsto la inmovilización de los ‘motogarrucheros’, pero aclaró que para mantener el orden público en el sector se habilitó una unidad de control policial, para garantizar la normalidad de la línea férrea. 'Hasta el momento no hemos tomado cartas en el asunto, pero nuestra responsabilidad es mantener la tranquilidad de la zona y garantizar el normal funcionamiento del transporte ferroviario', expresó Sierra. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad