jueves 30 de julio de 2009 - 10:00 AM

En el olvido se llora a los seres queridos

Un año después del trágico accidente que les quitó la vida a 13 personas: 11 maestros, un conductor y un niño, en la vía que conduce a Bucaramanga, el dolor sigue siendo igual, no solo para los pocos que sobrevivieron a la tragedia sino para quienes perdieron a un ser querido.

Y el dolor, lamentable y paradójicamente no es porque no hayan podido superar las graves secuelas de la tragedia, sino porque hoy deben reconocer que el mundo los olvidó. Que están solos y que ni siquiera acompañamiento psicológico reciben los niños que quedaron huérfanos.

'¿Por qué el señor de la mula me tuvo que quitar a mi papá?'.
'Papi ¿por qué mi mamá tuvo que morirse?'. Son algunas de las frases que repiten a diario los pequeños.

Por eso, Vanguardia Liberal, habló con  testigos en calidad de sobrevivientes y con padres, madres, esposos, esposas y amigos, y conoció lo que ha sido un año buscando el resarcimiento de sus derechos.

'El accidente no ha sido calificado como accidente laboral, nadie ha respondido. Ha habido total negligencia por parte de las autoridades, en especial de la Fiscalía, que todavía sigue recopilando pruebas, sin que hasta el momento nos hallan llamado ni nos hallan dicho qué va a pasar', dijo Fredy Barragán, padre de una de las jóvenes fallecidas.

Según cuentan hasta la fecha ninguna de las aseguradoras, ni del vehículo que generó la tragedia ni las que los amparan como docentes, han respondido por daños y perjuicios. Se les han hecho anuncios de reconocimientos legales que no se han hecho efectivos.    

'Es sencillo, no ha habido preocupación por el estado económico de las víctimas. Muchos hemos tenido que empezar de cero con nuestros hijos', expresó Januaria Alcocer Peña, esposa de Johan Calvo Tapias, docente fallecido.

dato revelador 

La directora de la Inspección de Tránsito y Transporte de Barrancabermeja, Emma Vilardy, dijo que la autoridad de tránsito que se encargó del accidente fue la Policía de carreteras, quien por tratarse de una vía nacional, debió levantar el croquis y aportar las pruebas a la Fiscalía. La ITTB no conoce las causas.

sueña con accidentes

María Carmenza Rodríguez, de 21 años, es una de las seis personas que se salvaron de morir en el sector de La Fortuna. Ella sobrevivió y aún se recupera de múltiples secuelas de un trauma cráneo encefálico severo, desprendimiento total de la cara en 18 partes, fractura de platillo tibial y múltiples hematomas.
Ella recuperó la conciencia tres días después de la tragedia y una semana después conoció la verdad.

'Sueño con accidentes, con sangre, con gritos de auxilio de lamento. Cuando escucho una ambulancia siento un vacío que no puedo explicar. Estar encerrada ha sido mi mecanismo de defensa', dijo Rodríguez.

Un año después ella necesita practicarse varias cirugías en el rostro entre ellas de nariz, ojo y párpado izquierdo, pero su seguro no le cubre. Argumentan que es estético. 'Ha sido un proceso largo y lento, pero sola. Ya me hicieron una cirugía plástica reconstructiva pero me faltan dos, una de ellas me cuesta $7 millones', dijo la mujer quien además perdió el 90% de la capacidad laboral.

el homenaje

Para hoy está programada una sencilla jornada de homenaje a las trece personas fallecidas.
A las 6:15 a.m. varios buses esperarán en el parque Camilo Torres, a las personas que quieran acompañar a las familias en el lugar del accidente.
A las 7:00 a.m. se cumplirá una eucaristía en La Fortuna. Después de la misa habrá homenaje en el colegio integrado de la Fortuna.
6:30 p.m. Vigilia en el parque Camilo Torres. La invitación se extiende a docentes, amigos y compañeros. Los que quieran ir pueden llevar una vela blanca.

el día de la tragedia

El 30 de julio de 2008, a las 6:15 a.m., se conoció la noticia de la tragedia. Una buseta de Cotsem de placa XWB 926, conducida por Manuel Enrique Rua (falleció), chocó con un carro tanque de placa SVJ 086, conducido por Jhon Fredy Reyes, (sobrevivió), en el kilómetro 14 de la vía que conduce a Bucaramanga, sector La Fortuna.

El vehículo tenía como destino final La Fortuna. Cuando efectuó una breve parada, 500 metros delante de la sede de la Unipaz, se encontró de frente con la mula momentos en que esta intentaba adelantar a un motociclista en una zona prohibida, invadiendo el carril contrario, e impidiendo la reacción oportuna de la buseta. Casi todas las personas murieron en el lugar del hecho.

Las víctimas mortales

Cindy Sthefany Barragán
Claudia Patricia Monsalve
Crisanto Lozano García
Eida Johana Gómez
Gabriel Bektrán Barrera
Jaidy Royero Jiménez
Vladimir Naranjo Pérez
Mayerly Hernández Rueda
Yesenia Peñaloza Bautista
Irma León
Johan Calvo Tapias
Jesús David Daza (menor de edad)
Manuel Enrique Rua (conductor).

los sobrevivientes

Adriana Carolina Hernández
Tulio Lenin López
María Carmenza Rodríguez
Nidia Pacheco
Liliana Martelo
Jhon Fredy Reyes (conductor de la mula).

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad