domingo 04 de octubre de 2009 - 10:00 AM

En Puerto Wilches hay que pagar para trabajar

Un total de 112 denuncias reposan en la Inspección de Trabajo de Puerto Wilches, vinculadas con el cobro, que están haciendo personas vinculadas con las entidades intermediadoras de trabajo, para la asignación de cupos de empleo.

Ante esta situación, el delegado del Ministerio de la Protección Social de dicha localidad, Guillermo Elizalde, convocó a una reunión a la que asistieron líderes comunales, representantes de las asociaciones locales y autoridades municipales, quienes ratificaron la acción fraudulenta, y advirtieron la presunta ausencia de la Administración Local en la vigilancia y control del fenómeno.

Según Elizalde, su oficina ya está realizando las investigaciones de tipo administrativo de los casos, que han sido denunciados y aceptados por los mismos miembros de las asociaciones intermediarias y Juntas de Acción Comunal del municipio.

'Lo que preocupa a las autoridades es que el fenómeno se ve con normalidad entre los habitantes a quienes ya les parece común tener que pagar por ingresar a laborar a las firmas', ratificó el funcionario.

Asimismo, Elizalde manifestó que en los próximos días serán llamados a indagatoria los sindicados de los hechos.

'La sanción contemplada por ejercer intermediación laboral de manera ilegal es una multa que oscila entre uno y cien salarios mínimos legales vigentes. Lo que significa, que por cada violación la persona tendrá que pagar $60 millones aproximadamente', explicó el delegado.

Por su parte, Carlos Eduardo Rincón Silva, presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de Puerto Wilches, Asojuntas, manifestó que 'hay que acabar con la corrupción', y celebró que la comunidad esté denunciando con nombre propio a quienes están vendiendo los cupos.

'La intermediación laboral a través del Servicio Público de Empleo del Sena es una opción que se puede dar, pero que es necesario realizar mesas de concertación para lograr acuerdos que permitan la participación de la mano de obra local', indicó Rincón Silva.

Seguridad para los denunciantes

Conocidas las denuncias de la venta de cupos laborales, el alcalde de Puerto Wilches, Nelson Pinzón, reiteró la obligación que tiene su administración de brindarle la protección y seguridad a las personas que por denunciar han recibido amenazas. 'En estos momento tenemos denuncias concretas y precisas, con nombre propio. Es cierto que esto está sucediendo en el municipio. La fuerza pública del Municipio les brindará seguridad a las personas que han sido amenazadas por haber denunciado los casos de venta de cupos laborales', aseguró Pinzón.

No existe control del municipio

El inspector de trabajo, delegado del Ministerio de la Protección Social en Puerto Wilches, Guillermo Elizalde, manifestó que en el municipio no ha habido control y vigilancia, por parte de las autoridades. A demás, Elizalde indicó que llegó la hora de ‘ponerle coto’ a la venta de cupos laborales e imponer sanciones directas. 'El Ministerio de la Protección Social tiene la potestad de aplicar sanciones a las personas y organizaciones que estén ejerciendo la venta ilegal de los cupos de trabajo. Además, estaremos cooperando para que la comunidad eleve su participación laboral en las empresas contratistas de la zona', expresó Elizalde.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad