viernes 15 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Entregan dos cuerpos de víctimas de las Auc

Mientras el sacerdote pronunciaba unas sencillas palabras, la esposa de Luis Carlos Torres Torres, sentada junto a sus hijos, fijaba su mirada en el pequeño ataúd que protegía los restos de su ser querido.

Su historia, ahogada por los estragos de una violencia que nunca entendió, la obligó a salir desplazada junto a su esposo desde Pailitas, Cesar.

Después de establecerse en el barrio Kennedy, de Barrancabermeja, la madrugada del 14 de septiembre de 1997 llegaron siete hombres a bordo de una camioneta, y se lo llevaron con rumbo desconocido. Luis Carlos tenía 27 años de edad.

Luego de la desaparición, y ante sus preguntas y denuncias, la esposa de la víctima fue amenazada nuevamente. Sin opción, se desplazó a la vereda Vietnam, de Yondó, pero en el 2001, de nuevo regresó a Barrancabermeja debido a los combates librados en la zona.

El miedo ante tanta violencia le hizo desistir de acudir a las audiencias de los postulados a la Ley de Justicia y Paz, hasta que un día de agosto del año pasado, la llamaron de la Fiscalía para informarle que su esposo fue asesinado, y que requerían una muestra de ADN de sus hijos.

'Hace una semana me confirmaron que hallaron su cuerpo. No quise ir a las versiones libres. No quiero que me digan nada de su asesinato.

Para qué voy a mirarle la cara a la persona que más daño me hizo en la vida', dijo la mujer. A bordo de un vehículo, la viuda, sus hijos y familiares, salieron de las instalaciones de la Unidad de Justicia y Paz llevando el pequeño ataúd.

Después de 12 años, por fin tienen certeza del paradero de su ser amado.

OTRO CASO

Héctor Moreno Rodríguez, de 38 años de edad, fue obligado a bajar de un camión que transportaba leche, el 4 de julio de 2000, en la vereda Marquetalia, del Bajo Simacota, y después de varios días, su cuerpo fue enterrado como N.N. en el cementerio de Barrancabermeja.

Después de ser confesado el crimen por parte de los postulados a la Ley de Justicia y Paz, la Fiscalía inició el cotejo científico en el 2007, confirmando la identidad de la víctima.

'Lo único que dijeron era que lo confundieron y no debieron matarlo. No sé si pueda perdonar a los que lo asesinaron, porque nos hicieron mucho daño', afirmó la esposa del hombre.

LA VOZ DEL EXPERTO
Fiscalía: 'Sigue la búsqueda'
Luz Marina Avellaneda / Fiscal Delegada ante el Tribunal de Justicia y Paz


'Pese a la desobediencia civil que llevan a cabo los postulados a la Ley de Justicia y Paz, la Fiscalía invitó a los familiares de las víctimas a seguir colaborando con la búsqueda de fosas comunes. Nosotros continuamos con nuestra labor de buscar las fosas y hacer la investigación científica. Con respecto al paro de los postulados, esperamos que el Ministerio se pronuncie al respecto, ya que es una situación que se presentó por las disposiciones del Inpec'. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad