viernes 10 de mayo de 2019 - 12:00 AM

“Están usando a los indígenas yukpas”

Cacique de resguardo Zenú asentado en Barrancabermeja denunció supuesto caso de trata de personas.

La tragedia del desplazamiento de una familia de indígenas yukpa no tiene fin. A las vicisitudes que les ha tocado vivir, desde el pasado domingo cuando llegaron al Puerto Petrolero, se sumó un supuesto caso de trata de personas.

La denuncia de dicho delito, cuyo peso recaería sobre los 13 miembros de la familia proveniente de Codazzi, Cesar, fue emitida por el cacique del resguardo indígena Zenú, Guirden Antonio Velázquez Mendoza, asentado hace más de dos años en un área de dos hectáreas y media, en predios de Ferticol, en Barrancabermeja.

El cacique Zenú, una vez enterado de la difícil situación de la familia yukpa, los buscó e invitó a guarecerse temporalmente en el resguardo que regenta.

Fue en ese momento en el que Jaider Franco, líder del grupo yukpa, le contó cómo habían llegado a la ‘Bella Hija del Sol’.

“Es posible que una o varias personas inescrupulosas los esté mandando desde la Serranía del Perijá, desde Codazzi, porque Jaider manifiesta que no han sido solo ellos, que a otros los mandaron a otras ciudades como Bucaramanga y Barranquilla. Es posible que alguien los esté mandando, que los está usando a ellos para pedir o lucrase de lo que ellos recojan”, manifestó el cacique Zenú.

Velázquez Mendoza indicó que la familia yukpa porta una especie de “cartelitos laminados donde aparece escrito el municipio de Agustín Codazzi, indicando que son indígenas de esa comunidad indígena y piden una ayuda de entre $500 y $1.000 para comprar comida”.

Recordó que hace dos meses ayudó a regresar a su terruño a otros nueve integrantes de la etnia yukpa, pero estos provenientes de Tibú, Norte de Santander, y del Estado Zulia de Venezuela.

“Ellos estuvieron en el resguardo, los acogimos, les hicimos acompañamiento, los alimentamos por unos días y los ayudamos a regresar. La diferencia de estos con los de Codazzi, es que no estaban mendigando. Para sobrevivir confeccionaban artesanías, las vendían y con eso comían”, indicó.

Guirden advirtió que la Oficina de Paz y Convivencia, la Defensoría del Pueblo, entre otras entidades, aseguraron que no han detectado la trata de personas en el caso de los 13 integrantes de la familia yukpa, sin embargo, afirmó que la Policía investiga, y que viajará a Codazzi para pedir ayuda a la Alcaldía de ese municipio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad