viernes 01 de marzo de 2019 - 12:00 AM

Este verano los campesinos dejaron de sembrar un 70%

Los cultivos más afectados por el fenómeno de El Niñ’ en zona rural de Barrancabermeja son los de palma africana, plátano, caucho, papaya, cacao, maíz, cítricos, arroz, y ahuyama. Uno de los corregimientos más afectados es el de Ciénaga del Opón.
Escuchar este artículo

Visiblemente preocupados por los estragos que el fenómeno de El Niño ha generado en sus cultivos, Daniel Mejía y Amado Flórez, dos habitantes del corregimiento Ciénaga del Opón, visitaron las oficinas de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria de Barrancabermeja, Umata.

Llegaron al Puerto Petrolero para pedir una ayuda a la Administración Municipal, porque la falta de agua no les permite sembrar ni cosechar los alimentos, que son la fuente de sus ingresos.

Pero la crítica situación que afrontan estos dos agricultores, la sufren en general la mayor parte de la población rural de Barrancabermeja, por cuenta de la prolongada sequía.

Manuel José Herrera Motta, ingeniero agrónomo de la Umata, reveló a Vanguardia Liberal que las siembras se han reducido durante la actual temporada de verano en un 70%.

“Los campesinos, en los seis corregimientos del municipio, han dejado de sembrar el 70%, porque no hay disponibilidad de agua. No han podido sembrar, por la no existencia de lluvias, y además porque, en su mayoría, no cuentan con sistemas de riego. Lo anterior está sucediendo en los cultivos transitorios, como los de arroz, ahuyama, maíz, patilla. No hay producción de cítricos.

Cultivos afectados

El ingeniero agrónomo Herrera Motta indicó que los cultivos de palma africana, plátano, caucho, papaya, y cacao, también se han visto afectados.

“El problema radica en la poca cantidad de agua existente en el suelo, la poca solubilidad en los suelos, y la dificultad que las plantas tienen para absorber los nutrientes.

“El productor por tradición sabe cuáles son las épocas para poder sembrar. Por esa razón ha habido mucha abstención para la siembra de los cultivos en el primer trimestre del año, y por lo tanto un bajo porcentaje de siembra de los cultivos semestrales, como el arroz, patilla, maíz; anuales, como la yuca; y perennes, como la palma, caucho, cítricos, y plátano.

“Los productores conociendo el ciclo de lluvias, y desde que empezó el fenómeno de El Niño, en noviembre del año pasado, si van a sembrar algunos cultivos, lo hacen con precaución, porque no tienen disponibilidad de agua de riego, tampoco de agua lluvia”, manifestó el funcionario de la Umata.

Aseguró que los productores agropecuarios no se están atreviendo a sembrar en esta época del año.

“Ante esta situación tenemos el programa de extensión rural, en la que los profesionales de la Umata brindamos a los productores agropecuarios asistencia técnica especializada.

“Se le hacen recomendaciones a los agricultores, relacionadas con la forma de hacer podar y recolección de productos. También estamos atentos a la aparición de una plaga o de enfermedades en los cultivos. Es una época en la que estamos muy presentes en el campo, por los efectos que el fenómeno de ‘El Niño’ está generando en zona rural”, afirmó el funcionario de la Umata.

Los productores agropecuarios disminuyeron las siembras agobiados por la sequía. Manuel Herrera, ingeniero agrónomo de la Umata informó sobre la cantidad de hectáreas sembradas el año pasado.

En 2018 fueron sembradas 5.962 hectáreas de palma africana, 1.735 hectáreas de caucho, 565 hectáreas de maíz tradicional, 263,4 hectáreas de limón común, 189,5 hectáreas de plátano, 162 hectáreas de yuca guaguita, 161,8 hectáreas de cacao, 100,7 hectáreas de naranja valencia, 65 hectáreas de yuca cogollo, 22,5 hectáreas de limón Tahití, 20,6 hectáreas de tangelo mineola, 12,3 hectáreas de ahuyama costeña, 10,8 hectáreas de mandarina, y 3,4 hectáreas de piña.

Hectáreas cultivadas
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad