jueves 21 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Evalúan daño ambiental tras ataques a líneas petroleras

Pese que Ecopetrol informó que las líneas atacadas en las últimas dos semanas están inactivas, el residuo ha llegado a caños que van a desembocar en la ciénaga Paredes. La estatal petrolera rechaza las acciones y la comunidad evalúa las consecuencias.
Escuchar este artículo

Rechazo y preocupación es lo que han generado los más recientes ataques a la infraestructura petrolera en la región, exactamente en zona rural de Puerto Wilches, no solo por las pérdidas que esto representa para Ecopetrol, sino además por el daño ambiental que ocasiona la situación, lo cual termina afectando directamente a las comunidades del sector.

Así lo explicaron amigos del medio ambiente de esa localidad, quienes aseguraron que en la vereda Las Pampas el hurto de combustible ya les había traído problemas graves hace un par de años y ahora se enfrentan a otro de similares características.

Y es que según informó en las últimas horas Ecopetrol, en lo corrido del mes ya son cuatro ataques contra su infraestructura, específicamente la línea de transferencia de crudo en el campo Cristalinas, la cual, sin embargo, se encuentra inactiva.

La estatal petrolera advierte que hay afectación de aguas y suelos, impactando a los residentes del sector, quienes basan su economía en actividades netamente agropecuarias.

“No es posible que en lo corrido de noviembre ya se hayan registrado cuatro robos contra nuestra infraestructura petrolera, que están generando riesgos a la integridad de las personas y al recurso hídrico”, dijo Francisco Ruiz, gerente de Río Ecopetrol.

Puede llegar a Paredes

En diálogo con Vanguardia, el líder Cristian Mauricio Acevedo, exsecretario de Gobierno de Puerto Wilches, dijo que una de las mayores preocupaciones es que este residuo de hidrocarburo llegue a la ciénaga Paredes, hábitat de especies como el manatí.

“Es el mismo sitio donde hace dos años rompieron el tubo y se generó una emergencia ambiental. Esa agua donde cae el hidrocarburo, cae a los caños y corre hacia la ciénaga Paredes”.

“Ahora volvieron a cortar el tubo y la comunidad de la zona me dice me dice que no pasa crudo, que son unos residuos, que sin embargo cayeron a los espejos de agua de esa vereda”, dijo Cristian Acevedo, delegado de Asojuntas de Puerto Wilches.

Según agregó el líder, ahora lo que se debe hacer es visitar la zona y establecer el daño ambiental para tomar acciones.

“Lo que sé por el momento es que es tubería que está inactiva, pero ese residuo puede generar un impacto alto y eso vamos a evaluarlo”, puntualizó Cristian Acevedo.

Los cuatro golpes

Según explicó la estatal petrolera a través de su oficina de prensa, los cuatro golpes que ha recibido por parte de la delincuencia en Puerto Wilches ocurrieron en un lapso de dos semanas.

“Los hechos se registraron los días 4, 15, 17 y 18 de noviembre en la vereda Las Pampas, lo que ha demandado la activación del plan de control, contención, recolección y limpieza de las áreas impactadas, y fueron puestos en conocimiento de la autoridad competente”.

De acuerdo con la información oficial, el primer ataque reciente contra la infraestructura de Ecopetrol ocurrió en la finca Bellavista, donde se generó escape de fluido y se afectaron 180 metros lineales de terreno y vegetación.

Tres eventos similares se presentaron los días siguientes, esta vez en la finca Las Pampas, contaminando aproximadamente 430 metros lineales de vegetación y cuerpo de agua, advierte la estatal petrolera en su informe sobre el caso.

“Ecopetrol rechaza las acciones de hurto que se vienen presentando de manera sistemática en la línea transferencia de crudo en el Campo Cristalinas en Puerto Wilches, que han afectado los suelo, vegetación y fuentes de agua”.

“Hacemos un llamado urgente a nuestra población vecina de estas zonas petroleras para que denuncie estos hechos que afectan no solo el medio ambiente, sino al bienestar de las comunidades que viven de las actividades agropecuarias”, agregó el Gerente de Río Ecopetrol, Francisco Ruiz.

Un fenómeno que no para
A finales de los años 90 y principio del nuevo siglo, el fenómeno del robo de combustible a Ecopetrol se convirtió en el pan de cada día en localidades como Barrancabermeja, donde la comunidad fue testigo, incluso, del nacimiento de carteles de hidrocarburos.
Esto motivó a las autoridades a crear un frente para atacar la ilegalidad que se denominó Cuerpo Elite de Hidrocarburos. Han pasado casi 20 años y este fenómeno genera aún pérdidas considerables.
“Más que el contrabando, nos está afectando el tema de los robos y de las válvulas ilícitas, ya que nos golpea directamente, no solo al grupo empresarial de Ecopetrol, sino a la Nación, debido a que todos esos son productos que finalmente se pierden y se convierten en un detrimento”, dijo recientemente un alto directivo de Ecopetrol.
VOCES DE LA COMUNIDAD
Cristian Acevedo
Asojuntas Wilches
“Siempre el tubo vive estando afectado, es algo que ya hemos denunciado en años anteriores”.
Francisco Ruiz
Ecopetrol
“Pedimos a la comunidad que denuncie estos casos que afectan directamente su bienestar”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad