jueves 06 de mayo de 2021 - 12:00 AM

Hay alerta roja en Barrancabermeja por alto nivel del río Magdalena

En el barrio Cardales ya activaron protocolos para evitar males mayores con la arremetida del río. Entretanto, en tres veredas reportan pérdidas de cultivos.
Escuchar este artículo

En menos de una semana la alerta en Barrancabermeja por el ascenso en el nivel del río Magdalena pasó de naranja a roja.

Ayer en horas de la mañana el río presentó un registro de 4,60 metros, a solo 40 centímetros de la cota de desbordamiento, por lo cual las autoridades de Gestión de Riesgo pidieron a las comunidades ribereñas máxima atención al comportamiento de las aguas en los próximos días.

Varias puntos de la geografía rural ya advierten por afectaciones, especialmente en tema de cultivos, mientras que en el casco urbano del Puerto Petrolero, algunos barrios de la Avenida del Río duermen con las aguas en la puerta de las casas (Ver recuadro).

“Hemos declarado la alerta roja. En estos momentos tenemos fenómenos de inundación en tres veredas del corregimiento Ciénaga del Opón.

Hacemos un llamado a la comunidad para que reporten cualquier evento. Asimismo, los organismos de socorro estamos atentos a cualquier situación que se pueda presentar”, indicó el subdirector de Gestión de Riesgo de Barrancabermeja, Adith Romero.

El funcionario advirtió que una brigada ya atiende las zonas donde se han presentado afectaciones por lluvias.

Con el agua en las casas
Alberto Hernández Pineda es uno de los vecinos del barrio Cardales, en Barrancabermeja, que ha tenido que luchar toda esta semana contra uno de sus vecinos de toda la vida, el río Magdalena.
Las aguas, que llegan hasta el frente de su casa por el canal denominado Caño Cardales, ya generan preocupación, aunque estén muy acostumbrado a estas arremetidas.
“El río ha crecido, pero gracias a Dios no ha pasado nada grave. Al lado del parque en las casas más bajitas han tenido problemas.
Aquí detrás tenemos el caño y el nivel de la vía está a ras y eso es lo que hace que haya estas inundaciones. Ahora esperamos que siga mermando y no se nos meta de lleno a la casa”, señaló Hernández.
La proliferación de mosquitos es otra de los problemas que trae el agua estancada, advirtieron los vecinos.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad