miércoles 25 de febrero de 2009 - 10:00 AM

‘Julián Bolívar’ admite masacre en el barrio Altos del Campestre

Luis Félix Osorio, Donaldo Suárez, Benjamín Suárez, Francisco Jaimes Suárez, y otras víctimas conocidos con los nombres de Carlos Alberto, Alberto, Ramiro y Jairo Alfonso, fueron asesinados en una incursión armada paramilitar en el barrio Altos del Campestre, en hechos ocurridos el 4 de noviembre de 2000.

Según alias ‘Julián Bolívar’, postulado a la Ley de Justicia y Paz, quien adelanta su confesión por las masacres ocurridas en Barrancabermeja, los crímenes respondían a una estrategia contra el control del Eln en las comunas del Puerto Petrolero.

Según Rodrigo Pérez Alzate, al mando de esta operación se encontraba Guillermo Hurtado Moreno, alias ‘70’, y Héber Beleño, alias ‘Boliche’ o ‘Bolívar’.

Este último, después de desertar del Eln, fue el encargado de identificar y señalar a sus antiguos compañeros de militancia en esta organización.

Según ‘Julián Bolívar’, los miembros de las Auc tenían identificadas las viviendas de las víctimas, pero aclaró que a las personas señaladas de ser guerrilleros se les invitó a incorporarse a las filas de su organización.

No obstante, los ciudadanos muertos, cuyos cadáveres fueron embarcados en taxis y obligados a ser dejados a las puertas de las funerarias de la ciudad, se habrían negado a incorporarse a las Auc.

Rodrigo Pérez Alzate, reconoció los cargos por el asesinato de estos hombres, toda vez que era el estratega de las operaciones militares en el Magdalena Medio.

LISTA
Recuento de los hechos


1 El 4 de noviembre de 2000, una camioneta con 10 paramilitares al mando de alias ‘70’, procedente de San Rafael se encuentra con otros hombres al mando de alias ‘Boliche’ en un parque de Barrancabermeja.

2  A las 2:00  a.m. se inicia la incursión en Altos del Campestre tumbando las puertas de algunas casas.

3  En el hecho son asesinadas ocho personas.

4  Alias ‘El Orejón’ hurta una buseta con el propósito de continuar con la incursión y  llevarse varias personas a un campamento ‘para’.

5  La acción se vio frustrada por la presencia de la Policía.

6  A las 5:00 a.m. después de efectuarse combates, en los que resultó muerto un paramilitar, los miembros de las Auc emprenden la retirada.

7  24 de febrero de 2009. Se abre la investigación contra los miembros de las Auc, por los hechos confesados.

ESPERAN JUSTICIA

El 26 de agosto de 2000, fue efectuada otra masacre en el barrio Altos del Palmar, en la cual Rosa Amelia Romero perdió a Mario de Jesús Patiño Ro-mero, uno de sus hijos.

Faltaban 10 para las 10.00 p.m., cuando escuché los tiros y me avisaron que lo mataron. Él era un vendedor de mercancía que era inocente de todo, hasta tenía problemas para hablar. Al otro día había tantos cadáveres en Medicina Legal, que nos tocó pagar para que lo ‘arreglaran’ primero.

Espero que me digan por qué lo mataron y que la ley me reconozca algo de plata porque estoy sacando adelante a cinco nietos', comentó la madre de la víctima, a quien le asesinaron a otro hijo, Alonso Álvarez Romero, un mes des-pués de ocurridos este hecho. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad