domingo 10 de marzo de 2019 - 12:00 AM

La bicicleta, la reina del transporte barranqueño

Antes de que llegaran los buses y taxis a prestar el servicio de transporte público, en Barrancabermeja eran las bicicletas las que mandaban la parada en la Bella Hija del Sol.

En 1817, el barón alemán Karl Christian Ludwig Drais von Sauerbronn inventó el primer vehículo de dos ruedas, al que llamó máquina andante, precursora de la bicicleta.

Y quien iba a pensar que un siglo después, el sencillo, pero revolucionario vehículo se iría a convertir en el medio de transporte más usado por los barranqueños.

La historia petrolera, que miles de personas forjaron en tierras bermejas, se desplazó al ritmo de los ‘caballitos de acero’.

El Puerto Petrolero, en materia de movilidad, “se convirtió en el pueblo de las bicicletas”.

Así calificó a Barrancabermeja William Tapias Guerrero, uno de los veteranos más queridos y apreciados de la ciudad, quien a pesar del paso de los años, aún mantiene la tradición de pedalear para dirigirse a todas partes, así como en los años cincuenta lo hacía en compañía de multitudes.

“Esta ciudad estaba inundada de ciclas, era el medio de transporte por excelencia, habían pocas motos, y los buses aún no habían llegado”, recordó el hombre, que a sus 78 años añora aquellos días de poco tráfico vehicular.

“En 1952 la Tropical Oil Company dotaba de bicicletas a sus trabajadores, se las suministraba ayudando al trabajador con un subsidio. Las marcas más comunes eran la Rally y la Humber. La Trocco les vendía las bicicletas a sus empleados a un costo muy bajo.

“En la refinería trabajé como temporal, era pintor, y cuando sonaba el pito, a las 4:30 de la tarde, hora de salida, todo mundo cogía su bicicleta y de regreso a casa. La conversa en el trayecto era agradable, montados en los ‘caballitos de acero’ soñábamos con un mejor futuro, no solo para nuestras familias, sino también para todo el pueblo barranqueño”, narró don William, quien cuando los buses llegaron al puerto, comenzó a utilizarlos, pero por un corto periodo de tiempo, y véalo de nuevo montado en su “máquina andante”.

Sin distingo de clase

La bicicleta no era un artículo de lujo para los barranqueños hace 50 años, era el medio de transporte más utilizado, sin distingo de clase.

Testimonio de ello es el caso de Marcelino Pestana, un contador de 77 años, quien en 1974 arribó a Barrancabermeja, proveniente de Montería con su esposa y su primer hijo, para ponerse al frente de la subgerencia de operaciones del desaparecido Banco del Comercio.

Todo un ejecutivo, quien prefirió pegarse a la movida de las bicicletas, para desplazarse hacia su oficina, que en aquella época estaba ubicada en la calle 49 con carrera quinta.

“La bicicleta la traje de Montería, era una Monark color azul, que me costó como $50 mil. Vivía en el barrio Galán, y me quedaba más fácil movilizarme al trabajo en ella. En esos tiempos los pocos buses iban repletos de gente, venían del barrio Palmira y sectores nororientales, por comodidad prefería desplazarme hacia mi trabajo en cicla, y de regreso a casa hacía lo mismo”, narró Marcelino, ahora pensionado del banco.

Cuando llegaron los buses
El 14 de abril de 1973 se fusionaron Sobuses Ltda. y la Cooperativa Pipatón, las dos empresas de transporte urbano colectivo que prestaron servicio en 1972. Se fundó entonces Transportes San Silvestre, la primera empresa de transporte público que operó en el Puerto Petrolero. Transporte San Silvestre contaba en sus inicios con solo 12 vehículos, conocidos como ‘chivas’, que cubrían dos rutas: Muelle - As de Copas - barrio Palmira; y San Vicente de Chucurí - Vía Nacional - sector El Uno - Muelle de Barrancabermeja. Según el gerente de la empresa, Jorge Hormiga, en la actualidad la flota cuenta con 218 vehículos, que cubren 18 rutas, y otras 10 fueron creadas. “La llegada de los buses causó furor en la población, por lo menos más de 1.000 personas se movilizaban en los vehículos diariamente”, manifestó Hormiga.
El tren que le dio nombre a una avenida
Otro de los medios de transporte que en los años treinta los barranqueños utilizaban era el tren que salía de la puerta principal de la refinería y se dirigía por una larga avenida, hoy conocida del Ferrocarril, cargado de trabajadores de la Tropical Oil Company hacia el campo petrolero La Cira Infantas, en el corregimiento El Centro. “Era un tren interno de la empresa, de carga, pero también movilizaba vagones para pasajeros, sobre todo los fines de semana que venían los trabajadores de descanso a Barrancabermeja. Con el tiempo se permitió llevar personal civil al corregimiento El Centro. La población no podía acceder al servicio, era solo para los trabajadores de la empresa”, rememoró Fernando Acuña, representante de la Corporación Memoria y Patrimonio de Barrancabermeja.
Fernando Acuña, representante de la Corporación Memoria y Patrimonio de Barrancabermeja
El defensor de los bienes que son considerados patrimonio histórico y cultural de la ciudad advirtió que en la actualidad la bicicleta, aunque se sigue utilizando, no es tan importante como lo era hace 80 años. “Soy hijo de un trabajador petrolero. Nací en 1949 en el barrio Los Campamentos, donde vivían los trabajadores de la Trocco. Y en ese sector todas las familias tenían bicicleta para movilizarse”, manifestó Fernando Acuña. Señaló que la Corporación vela por mantener viva la memoria de la historia de la ciudad, y que en ese orden de ideas “estamos proponiendo que en Barrancabermeja se construya un monumento a la bicicleta”. “La bicicleta era un medio de transporte imprescindible, de absoluta prioridad en la ciudad. Pero también para ir de paseo a los corregimientos El Centro y Llanito. Su uso marcó la historia de nuestro pueblo”, destacó Acuña.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad