viernes 19 de febrero de 2010 - 10:00 AM

'La caricatura dice la verdad': Kichka

Un invitado de talla internacional estuvo ayer el Puerto Petrolero. Se trató de Michel Kichka, un caricaturista belgo, que estuvo dictando la conferencia: 'caricaturistas por la paz'.

Escuchar este artículo

En diálogo con Vanguardia Liberal, Kichka se refirió a sus orígenes, lo que le apasiona y su habilidad para dibujar sobre temas controversiales. '…La gente sabe que, a veces en mayor medida que los escritos, las caricaturas dicen la verdad', afirma Kichka, quien en la actualidad oficia como Presidente de la Asociación de Cartoonists de Israel.

VANGUARDIA LIBERAL: ¿De quién heredó sus facultades para las caricaturas?

MICHEL KICHKA: 'De mi padre, quien siempre le apasionó el dibujo pero nunca pudo ejercerlo profesionalmente, por la persecución nazi en la Segunda Guerra Mundial.  Ahora yo estoy haciendo realidad el sueño su sueño y eso me hace muy feliz'.

V.L. ¿El hecho de haber crecido en medio de la Segunda Guerra Mundial, influyó en su profesión?

M.K.: 'Por supuesto. La exterminación de todo un pueblo siempre ha sido un trauma muy grande para mí, y lo es también el odio contra la gente que hizo eso. Pero cuando empecé a dibujar caricaturas políticas, me di cuenta que el dibujo era un arma mucho más fuerte que un fusil'.


V.L.: ¿Cuál es el poder de una caricatura?

M.K.: 'La caricatura no hace parte de la decoración de un periódico, sino que debe contener un mensaje controvertido. Mis lectores siempre saben que más allá del dibujo, hay un mensaje en la caricatura que es importante y por eso se toman el tiempo de leerlo. La gente sabe que, a veces en mayor medida que los escritos, las caricaturas dicen la verdad'.


V.L.: De todas las caricaturas que ha hecho, ¿cuál le gusta más?

M.K.: Es un dibujo contra el racismo, que hice hace tres años. El mensaje que quise dar es que todos los seres humanos son iguales, y para mucha gente esa palabra no tiene sentido porque saben que todavía existe mucha desigualdad en el mundo. Esa caricatura me gusta mucho porque con un animal como la cebra logré hacer que el mensaje sensibilizara a mucha gente, y tuve buenas críticas de África, Europa y de todo el mundo que apreciaron este dibujo.

V.L.: ¿Qué diferencia encuentra entre la caricatura que se hace en su país y la que se hace en occidente?

M.K.: Israel es un país democrático, en donde tenemos toda la libertad de expresión. Mis dibujos enfatizan en el conflicto palestino-israelí, que para nosotros ya es cotidiano, pero el resto del mundo no lo entiende muy bien. En cambio, en occidente los dibujos son muy puritanos, porque no se puede tratar temas sexuales o escribir insultos, y me parece muy extraño porque en las calles la gente lo hace todo el tiempo.


V.L.: ¿Qué impresión se lleva de Colombia?

M.K.: Hace unos días, un estudiante universitario me preguntó que si había cambiado el estereotipo que tenía de Colombia, y lo interesante es que no tenía ninguno porque no conocía el país. A mi llegada, me explicaron cómo funciona el sistema político en este país y me pareció muy complejo, pero si quisiera hacer una caricatura de un joven colombiano, sería muy parecido a un joven de cualquier otro país.


Perfil

Michel Kichka:

Hijo de sobrevivientes de la Shoah (holocausto nazi), Michel Kichka nació en Bélgica en 1954.

Desde su llegada a Israel en 1974, ha trabajado como dibujante e ilustrador para la prensa y la edición.

Michel Kichka es presidente de la Asociación de Cartoonists de Israel.

Es profesor en Bezalel, la Academia de Bellas Artes de Jerusalén. De 1995 a 2005, Kichka trabajó como caricaturista político para la segunda cadena de televisión francesa y desde 2007 para la primera.

Fue director artístico de la Conferencia de Caricaturistas de Jerusalén en 2005 y 2007.

Sus dibujos han sido publicados en los principales medios de comunicación impresos de Israel.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad