miércoles 23 de enero de 2019 - 12:00 AM

La Casa de la Cultura, un grato recuerdo aún vigente

Más de medio siglo tiene este espacio que fue creado para apreciar las obras de teatro y los encuentros musicales... Hoy, en medio de los matorrales, esta estructura se mantiene funcionando, aunque solo esporádicamente.

En la memoria de Pedro A. Saavedra, secretario de la junta directiva de La Casa de la Cultura de Barrancabermeja, aún están presentes aquellos instantes en los que esta estructura se llenaba casi todos los días con alguna función de teatro o de música, hecho distinto del que vive actualmente el establecimiento.

Está ubicada en la zona comercial del Puerto Petrolero, pero se halla en medio de la maleza del monte y en una soledad que dista de sus días dorados, aquellos donde los barranqueños y turistas se disputaban por una entrada para la función principal.

“Fue a finales de 1967 que se empezó a construir y fue por etapas que se hizo. Recuerdo los días en los que por cuatro años se hicieron las conocidas ‘marchas del ladrillo’, que consistía en que los estudiantes de colegios, vestidos de su uniforme de educación física, marchaban con un ladrillo en la mano para edificar la gradería de lo que es la zona de teatro al aire libre”, relató Pedro evocando los instantes de ‘oro’ para La Casa de la Cultura.

La segunda fase, que se trató de erigir la edificación de dos pisos que cuenta con cinco salones en la segunda planta y en la primera con un auditorio, oficina, aula múltiple y batería sanitaria, se hizo mediante una donación de Ecopetrol tras un acuerdo con la Administración Municipal.

La realidad es que este lugar de cultura ha perdido fuerza y aunque es usado para escuelas de formación y alquiler de eventos solo está en los recuerdos los momentos en los que brilló ante sus visitantes.

“Tenemos un proyecto listo que no se ha tomado en cuenta y es el de ampliar la gradería, hacer un segundo nivel de la misma y una cubierta que tiene un costo aproximado de $3.000 millones.

Nosotros no queremos que se acabe ya que es la única de Barrancabermeja y no podemos dejarla en el completo olvido.

Por eso la invitación es a tener más amor y sentido de pertenencia”, agregó Pedro Saavedra.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad