viernes 15 de marzo de 2019 - 12:00 AM

La crisis de Ferticol se convirtió en humanitaria

El plazo máximo del acuerdo de reestructuración vence el 30 de junio, pero el 4 de abril habrá asamblea de acreedores anticipada. Según los sindicatos, ese día se definirá el futuro de la empresa, porque de darse voto negativo de los acreedores Ferticol se liquidaría.

La crisis de la empresa Fertilizantes Colombianos, Ferticol, parece haber tocado fondo, tanto, que a sus trabajadores les ha tocado recurrir al rebusque laboral, a salir a las calles de Barrancabermeja a conseguir empleos complementarios, o a desempeñarse en oficios informales, que les permita llevar el sustento a sus desesperadas familias.

La compañía lleva 25 meses paralizada, por la falta del gas que la hace funcionar, pero lo que es peor, hace 21 meses la administración no le paga los salarios a los trabajadores, quienes hace dos años no reciben un peso.

Y precisamente, la precaria situación por la que atraviesan fue el motivo, entre muchos otros relacionados con la posible liquidación de la empresa, que los llevó ayer a protagonizar, una vez más, un plantón en la puerta principal de la factoría.

Clamaron por ayuda, exigieron a la gerencia de la empresa y a la Gobernación de Santander una solución pronta a la crisis, que de no subsanarse dejará sin empleo a 126 trabajadores.

La situación es dramática, el presidente de Sintraferticol, Luis Alfonso Cruzado, la definió en una frase: “Con este plantón estamos dando a conocer a la opinión pública que la problemática de Ferticol continúa, que se ha convertido en una crisis humanitaria”.

“Los trabajadores han tenido que recurrir a sistemas de supervivencia alternativos, unos recurrieron a empleos informales, otros han vendido sus bienes. Se ha deteriorado la calidad de vida de sus familias, hasta el punto de perder, algunos, a sus parejas. Aún así insistimos en salvar a la empresa”, manifestó Cruzado.

Justo en el momento en el que el presidente de Sintraferticol hacía un llamado urgente a las directivas de la factoría, y a la Administración Departamental, a la protesta se unió el señor Manuel Alarcón, quien de sus 57 años de vida le ha dedicado 36 a Ferticol.

Llegó en su moto, vehículo en el que se moviliza para realizar labores de mensajería, labor que se vio obligado a realizar, porque en Ferticol haca dos años no le pagan el salario.

“El no pago de sueldos nos tiene al borde de la locura. Unos compañeros se vieron obligados a ‘piratear’ prestando servicio de transporte informal, otros se pusieron a vender mercancías, algunos en casas de familia prestan el servicio doméstico. Yo me dediqué a la mensajería. Mi esposa y mi hija hacen tamales para vender, con eso sobrevivimos”, narró el atribulado operador de la planta de ácido nítrico.

Otro trabajador que también vive la tragedia es Reynaldo Rueda, supervisor de servicios industriales que este año cumplirá 62 años, 40 laborando en Ferticol.

A don ‘Rey’, su hija le tendió la mano, ella le permite atender y recibiendo a los clientes de la peluquería que administra, lo recompensa semanalmente con $150 mil, con ese dinero se gana el sustento diario.

“Se propuso el pago a los trabajadores con títulos valores en terrenos, una falta de respeto, porque requieren soluciones con dinero”.

“Los trabajadores tienen muchas necesidades. Se quedaron esperando pago de las acreencias, que por venta de un lote se hizo a un tercero”.

Gerente y Gobernación no responden
El presidente de Sintraferticol, Luis Cruzado, explicó que las plantas se paralizaron el 25 de febrero de 2017, “cuando por una irresponsabilidad administrativa, las directivas no pagaron el gas que suministraba Ecopetrol. El turbogenerador quedó fuera de servicio, el aparato productivo colapsó”. “Están paradas las plantas matriz, de amoniaco, de ácido nítrico, de nitrato de amonio, de nitrato de calcio, de urea, de arcilla, de agua, eléctrica. En promedio se producían diariamente 180 toneladas de abonos nitrogenados, y se ha dejado de facturar $40 mil millones por la parálisis”, aseguró Cruzado. Vanguardia Liberal buscó un pronunciamiento del gerente, Carmelo Reyes, y de la Gobernación, sin embargo, al cierre de esta edición no había respuesta.
No les cumplen las promesas a los trabajadores
Luz Soracá, auxiliar de archivo
Fernando Márquez, operador de planta
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad