martes 14 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

La seguridad y el ambiente, las víctimas que dejó el atentado

Aunque, por fortuna, en el hecho no se reportaron pérdidas humanas, más de 9.000 metros cuadrados de bosque seco, vías de acceso y bajos inundables se vieron afectados. Además, crece la zozobra entre los ‘comemango’.
Escuchar este artículo

El ministro de Defensa, Diego Molano, calificó como un atentado terrorista la explosión de dos artefactos en oleoductos de Ecopetrol, la noche del domingo en el corregimiento El Centro.

“El atentado de ayer al oleoducto en Barrancabermeja es una retaliación del frente Darío Ramírez del ELN, una respuesta cobarde a la presión de nuestros soldados y policías”, indicó el Ministro, a través de su cuenta de Twitter.

Sin embargo, esta versión contrasta con la entregada horas después por el alcalde de Barrancabermeja, Alfonso Eljach Manrique, dadas luego de un Consejo de Seguridad, en el que participaron también representantes del Ejército, la Policía, la Fiscalía, la Procuraduría, la Defensoría, la Personería y Ecopetrol.

“No existe evidencia aún de la autoría de los hechos que afectaron la infraestructura petrolera en el corregimiento El Centro. Se tomaron todas las acciones de manera inmediata y fue mitigado el riesgo que se ocasionó”, indicó la autoridad distrital.

¿Qué pasó?

Hacia las 10:00 p.m. del pasado domingo dos explosiones robaron la calma de la comunidad en las veredas cercanas a la infraestructura petrolera afectada.

El primer evento fue perpetrado en la línea de transferencia de 12 pulgadas que transporta crudo desde la Estación La Cira Infantas 1 a la Estación La Cira Infantas 3 A, en campo 45, según informó Ecopetrol.

El segundo evento ocurrió en el oleoducto de 12 pulgadas que transporta crudo desde la Planta Deshidratadora El Centro a la refinería de Barrancabermeja, a la altura del sector de Planta Nueva.

“Las dos líneas de producción presentan aberturas de gran tamaño y generaron afectación en suelo y vegetación por el derrame de hidrocarburos”, indicó Julio César Varela, gerente de Operaciones de La Cira.

Ecopetrol también confirmó que durante la emergencia debió parar de manera preventiva más de 300 pozos aledaños a las líneas de producción afectada.

Víctimas

Aunque, por fortuna, el atentado al oleoducto de Ecopetrol en el corregimiento El Centro no dejó pérdidas humanas, sí registró como víctimas la vegetación y flora del lugar y el temor creciente en la comunidad aledaña.

“Rechazamos y condenamos la afectación a la naturaleza generada en ese atentado, en la cual se impactó suelos, árboles y el aire. Llamamos a las autoridades a que se investigue y se ubique a los autores materiales de este hecho”, indicó Óscar Sampayo, integrante de la Corporación Yariguíes.

Al cierre de esta edición, una comisión de la Corporación Autónoma de Santander visitaba el lugar para evaluar los daños ambientales ocasionados por los atentados.

Por su parte, Nelson Luna, presidente de la Junta de Acción Comunal de la Vereda Campo 13, del corregimiento El Centro, recalcó que el hecho generó zozobra en la comunidad ‘comemango’.

“No se había escuchado de presencia de grupos al margen de la ley en el corregimiento. Esperamos que la fuerza pública acordone esta zona porque aquí por todos lados tenemos infraestructura petrolera”, acotó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad