lunes 17 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Líos con contrataciones para las instituciones educativas

Primero fue la ausencia de los diseños para el mejoramiento en infraestructura del Diego Hernández de Gallegos, los cuales aún no están listos, pese a estar pagos desde el año pasado. Y ahora son las instituciones educativas El Castillo y John F. Kennedy, cuyas obras civiles también presentan irregularidades.

En el primer caso, es decir, en El Castillo, la situación es de tal magnitud, que el mismo Concejo pidió remitir el caso a los organismos de control y vigilancia. En el segundo, o sea, en el Kennedy, las obras que ya tendrían que estar listas, deberán esperar hasta febrero próximo para ser entregadas, según explicaciones de los profesionales, por dificultades en los términos de ejecución.

La pregunta elevada por la comunidad educativa de las tres instituciones e, incluso, de la misma Secretaría de Educación, es qué pasó con las contrataciones hechas por la Administración pasada, las mismas que, en su mayoría, fueron pactadas el 31 de diciembre del año pasado sin que hasta ahora, casi un año después, se hayan visto los resultados.

El Kennedy, hasta febrero

Como ya se volvió costumbre con las obras de infraestructura de la ciudad, hasta febrero quedó aplazada la entrega de las obras civiles que se adelantan en el colegio John F. Kennedy.

Según el contrato, los trabajos tendrían cuatro meses de duración, pero debido a varios factores, entre ellos la demora en la compactación de las placas, se tuvieron que prorrogar. Así quedó definido en una reunión sostenida esta semana con representantes de la comunidad educativa y de los Gobiernos Nacional y Local.

LISTA
Las obras de El Castillo


El siguiente es el listado de las obras para las que fue contratada la firma Cooespro, y que aún se siguen esperando:
•    Coliseo.
•    Aulas y circulación.
•    Portería y acceso.
•    Administración.
•    Biblioteca.
•    Cafetería.
•    Cerramiento.
•    Obras exteriores complementarias.
•    Muro de contención.
•    Baños para discapacitados.
•    Reja de seguridad.
•    Tratamiento solar.
•    Plazoleta de actividades.
•    Iluminación exterior.

El Castillo, el más grave

La situación más crítica es la del colegio El Castillo. Allí se realizan obras civiles desde el 2002, año en el que fueron contratadas por el ex alcalde Julio César Ardila. A la fecha, los trabajos, que han pasado por varias firmas contratistas, no han sido terminados.

La razón, según el último contratista, es que el dinero no es suficiente, debido al aumento de precios. El Gobierno Local, en cabeza de la Secretaría de Educación, se negó a hacer una nueva adición presupuestal y puso el caso en manos del Concejo. Dicha entidad, representada por la comisión de Educación, pidió a la Defensoría del Pueblo, a la Contraloría Provincial y a la Personería Municipal esclarecer las irregularidades en un término no mayor de tres meses.   

línea de tiempo
Proceso de El Castillo


2002
El 31 de diciembre del 2002, el ex alcalde Julios César Ardila contrata a la firma Cooespro por un valor de $mil 206 millones 673 mil 258, para el mejoramiento del colegio El Castillo.
2003
La obra es suspendida en septiembre de ese año y la firma contratista reciben un anticipo de $603 millones 336 mil 629.
2004
Llega a la Alcaldía Edgard Cote Gravino y suspende la obra nuevamente, pero esta vez incluye la cancelación del contrato. Pacta otra vez, pero con otra firma por un valor de $mil 570 millones 187 mil 009, la cual pide ajustes $239 millones 822 mil 878.
2005
La obra se suspende en julio por no pago de los aportes parafiscales. Se ordena hacer los diseños estructurales, los cuales costaron $14 millones. El septiembre se reinician los trabajos.
2006
Se asigna una consultoría para reformular el proyecto y sacarlo a licitación. Eso tuvo un costo de $817 millones 336 mil 629. Se la ganó la unión temporal El Castillo para la adecuación de la planta física de la institución educativa II etapa por un costo de $790 millones 177 mil 604. La interventoría de la obra valió $76 millones.
2007
Se inician las obras, pero sin los diseños, que nunca aparecieron. La firma contratista solicita una adición en octubre y se firma un contrato adicional por $349 millones 984 mil 200.
2008
Llega a la Alcaldía Carlos Alberto Contreras López. La empresa solicita un nuevo ajuste de precios, pero la adición fue negada y el caso, puesto en conocimiento del Concejo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad