viernes 22 de mayo de 2020 - 11:00 AM

Los ‘cazadores’ que buscan asintomáticos con COVID-19 en Santander

Lo que comenzó como un proyecto para la detección de personas portadoras del COVID-19 en Barrancabermeja se convirtió en una de las estrategias más infalibles en el control de la propagación de la enfermedad en el Distrito Petrolero.
Escuchar este artículo

Se trata de un equipo de profesionales de salud entre epidemiólogos, enfermeras jefes, auxiliares de bacteriología y enfermería, que en conjunto con la Administración Distrital y el apoyo de la Gobernación de Santander conforman un grupo que recorre las calles para buscar casos de coronavirus en los barrios de Barrancabermeja.

Todo comenzó el pasado 27 de marzo, en plena etapa de aislamiento social, cuando el barranqueño Carlos Marulanda, un médico epidemiólogo consagrado a su tierra, habló con su paisano Luis Castro, el secretario de Salud de Barrancabermeja para proponerle la conformación de una tropa de profesionales que saliera a recorrer las calles para dar con personas que se hubiesen infectado con el coronavirus.

Es así como se creó el grupo de ‘búsqueda centinela’, que al mejor estilo del Salón de La Justicia, reúne a ‘héroes’ que buscan al coronavirus casa a casa, que lo aíslan, que lo atacan y que le siguen el rastro hasta en los cuerpos que viaja sigiloso y sin manifestarse en tos, fiebre y en los demás síntomas de su virulenta ‘personalidad’.

Lea también: Les hicieron ‘pruebas rápidas’ de COVID-19 a 209 alumnos de la UIS.

A la ‘caza’ de asintomáticos

Una de las misiones especiales de este equipo se dio a inicios de mayo cuando entró en funcionamiento el laboratorio de biología molecular de Ecopetrol y los trabajadores de la industria petroquímica fueron sometidos a la prueba. Allí, los profesionales de la salud, de manera coordinada, realizaron los diagnósticos y descartaron en los petroleros cualquier tipo de contagio.

Pasaron varios días sin que el Distrito Petrolero aumentara el número de pacientes con COVID-19, cifra que no superaba los seis casos. Sin embargo, el pasado 11 de mayo, la llegada de un trabajador de una empresa contratista proveniente de Bogotá, que ingresó sin los permisos para trabajar y dio positivo para el virus encendió nuevamente las alarmas sanitarias.

Al conocer la noticia, la Alcaldía de Barrancabermeja hizo un llamado de alerta a su equipo de búsqueda, que de inmediato interceptó al hombre, lo aisló y generó el cerco epidemiológico ya que pese a portar el virus, el hombre no registró ninguna clase de sintomatología.

Con la alerta ya activada, el grupo liderado por el epidemiólogo Carlos Marulanda, se puso los guantes, el tapabocas, las gafas y el traje de protección y arrancaron el recorrido para ‘cazar’ al virus que andaba suelto por allí y podría estar alojado en el cuerpo de cualquier barranqueño.

Lea también: Alcaldía de Barrancabermeja confirma el caso 52 de Covid-19 en Santander.

La estrategia de búsqueda activa

Puerta a puerta, la tropa de epidemiólogos, jefes, auxiliares y todo un equipo logístico arrancan labores hacia las 7:00 a.m. cada día, y como lo explica el médico líder, Carlos Marulanda, “realizamos una reunión pre-turno y nos vamos a campo hacia las 9:00 a.m. Pasamos casa por casa preguntando si hay personas con síntomas respiratorios o si alguien en casa tuvo contacto con alguna persona infectada. En los casos que consideramos pertinente realizamos la prueba confirmatoria”.

Para el secretario de salud del Distrito Petrolero, Luis Fernando Castro, “esta estrategia implementada en Chile también nos ha funcionado. En menos de dos semanas, ocho casos que no registraban síntomas fueron detectados en algunos sectores de Barrancabermeja. El último de ellos, fue un paciente de 90 años que tras la prueba dio positivo el pasado 21 de mayo”.

El secretario Castro es consciente de que “si no buscamos los positivos no los vamos a encontrar. Un paciente asintomático representa un riesgo para su familia, para la comunidad y en especial para adultos mayores, niños o personas que tengan una enfermedad debilitante”.

Pero la búsqueda activa no es producto del azar. La Gobernación de Santander desplazó a su epidemiólogo, Alexander Torres, y a otro equipo de profesionales de la salud para apoyar el rastreo de los infectados. En conjunto, los expertos en epidemiología Marulanda y Torres crearon un sistema de georeferenciación para detectar las zonas con mayor riesgo de contagio y facilitar la labor de los ‘centinelas’.

Junto con el apoyo departamental, este equipo ya cuenta con dos epidemiólogos, cinco médicos, cuatro enfermeras jefes, la jefe coordinadora de Enfermedades Transmisibles de la Secretaría de Salud de Barrancabermeja, auxiliares de enfermería, conductores, personal del PMU y hasta quienes se encargan de que los profesionales estén bien hidratados y puedan trabajar bajo las altas temperaturas de la ciudad Hija del Sol.

Del grupo, que trabaja sin descanso hasta pasadas las 8:00 p.m. hacen parte, entre otros, “madres cabezas de hogar y en general el personal femenino que han tenido que descuidar sus hogares para darlo todo por la salud de sus coterráneos”, anota el médico Carlos Marulanda.

Lea también: 'Iván Duque quiere infectar a Venezuela con COVID-19': Maduro.

Armando el ‘rompecabezas’ del COVID-19

El jefe de la cartera de Salud de Barrancabermeja destaca la labor de los ‘centinelas’ y aseguró que tras los hallazgos “se nos va a permitir elaborar un mapa de riesgo y realizar cuarentenas focalizadas en los barrios con mayor afectación para que nos concentremos en la protección activa de esas comunidades sin tener que parar toda la ciudad”.

Asimismo, el secretario de Salud de Santander, Javier Villamizar, indicó que “la idea es replicar la estrategia en todo el departamento y por eso se vincularon a cerca de 30 personas para repartirlas en 10 grupos de tres para que realicen la búsqueda activa en las diferentes provincias”.

Tras el aprendizaje con los ‘centinelas’, el gobernador Mauricio Aguilar también envió ‘ojos vigilantes’ a las salidas y entradas del departamento para hacer control a quienes entran y salen del territorio y seguir fortaleciendo el cerco que tiene a Santander como uno de los líderes en la lucha contra el coronavirus.

Lea también: $3,6 billones, las pérdidas de Santander en la cuarentena

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad