miércoles 03 de octubre de 2018 - 12:01 AM

‘Motogarruchas’, ¿una solución o un peligro?

Al menos cuatro motocicletas adaptadas con carretas han sido inmovilizadas en lo que va corrido del año en operativos del Tránsito de Barrancabermeja, por prestar un servicio no autorizado.
Escuchar este artículo

La travesía que cada día tienen que hacer decenas de pasajeros procedentes de la zona rural de Barrancabermeja, a bordo de las ‘motogarruchas’ o motocicletas con carretas, ha despertado la preocupación de la administración Municipal, que de manera conjunta con la Inspección de Tránsito y Transporte, inició mesas de diálogo para tomar medidas sobre este transporte informal en la vía férrea.

Sin embargo, la zozobra se incrementa en las familias que viven de esta labor y en las personas que cada día usan este transporte para ir a mercar, cumplir con una cita médica, visitar a sus parientes y demás trámites, debido a que el ‘carromotor’ autorizado para circular solo pasa tres veces en el día.

“Somos gente humilde, de campo, trabajadores, que salimos a conseguir insumos para el ganado y demás animales, para los cultivos, para las tiendas, y la alternativa rápida que tenemos es movernos en las ‘motogarruchas’, ya que es rápido, constante, se trata de conocidos que prestan el servicio. Incluso uno puede mandar encargos que no se pierden, llevar motos en las carretas, hasta vacas y caballos. Es una ayuda contar con ellos porque el pasaje además es muy económico y si en la casa alguien se enferma, van así sea a media noche a traerlo al pueblo. Por eso pedimos que no les quiten este sustento, que nos beneficia a todos”, afirmó Luz Pitalúa, una pasajera de 43 años, quien solo baja dos veces a la semana para hacer el mercado de su hogar y que iba ayer en la mañana desde el sector Mata de Bambú hacia el barrio El Palmar de la comuna Cuatro.

El drama

En caso de que el Tránsito no deje circular más a las ‘motocarretas’, los más perjudicados además de los cientos de usuarios que cada día salen a usar este medio de transporte, serían las cerca de 40 familias de los conductores, que desde antes de salir el sol ya están en su oficio.

“Nací en los rieles, llevamos los mandados y a la gente. Es nuestra forma de conseguir unos pesos en medio de la crisis y pedimos que no nos hagan el daño de no dejarnos trabajar porque es la única manera que tenemos para ganarnos la vida honradamente. Llevo 16 años en esta labor y siempre brindamos un buen trato a las personas”, señaló Armando Filipo, conocido como ‘Pechi’.

Hay diálogo

“Se hizo una exposición, dando a conocer el marco normativo en referencia al código nacional de tránsito en lo relacionado a las vías férreas. Se les dio a conocer las prohibiciones que hay. Aquellos que hacen este oficio infringen la ley y están sujetos a sanciones que van desde 15 salarios legales diarios, equivalente más o menos a $398.000. Pero se estarán haciendo más mesas de diálogo, ya que una solución que ellos dieron, es que les busquen empleos en otros oficios y se está estudiando el tema. En lo corrido del año van dos accidentes en los rieles, uno con muerto”, dijo Luis Vásquez, agente de Tránsito.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad