jueves 20 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Muere a cuchillo trabajadora de una firma contratista

Otro hecho de sangre se registró en horas de la noche del martes, esta vez al interior de un apartamento ubicado en el barrio Ciudad Bolívar, de la Comuna 2 de Barrancabermeja, donde vivía sola una mujer joven.

Alrededor de las 9 de la noche, al parecer, dos sujetos ingresaron a la residencia de Arelys Hernández Gamarra, de 28 años de edad, y le propinaron 12 heridas con arma blanca, que habrían de ocasionarle la muerte minutos después en la clínica Magdalena, hasta donde alcanzó a ser llevada con vida.

'La paciente ingresó con una herida en la cara, y 11 más en cuello, tórax y piernas. Fueron heridas muy profundas, y luego de los esfuerzos médicos, no se logró salvarle la vida', afirmó Héctor Torrado, director de la Clínica Magdalena.

Según la versión de un amigo, los hechos fueron conocidos, cuando un vecino de la víctima, escuchó un fuerte ruido, y alertó al dueño del edificio, quien abrió la puerta del apartamento 204, usando una llave maestra, encontrando la trágica escena.

Testigos aseguran que Arelys alcanzó a caminar 4 metros antes de caer,  incluso estaba conciente cuando  agonizaba en el centro médico; y al parecer, alcanzó a dar los nombres de las personas que la asesinaron.

Sobre la víctima, se conoció que había llegado a Barrancabermeja 10 años atrás, procedente de Montelíbano (Córdoba) con el propósito de salir adelante y estudiar.

Fruto de ese esfuerzo, obtuvo los títulos de Auxiliar de Enfermería, Tecnóloga en Seguridad Industrial, obtenido en la Unipaz, y actualmente adelantaba una especialización en Salud Ocupacional. Igualmente se había desempeñado como secretaria de Aseduis, y estaba trabajando con una empresa contratista de Ecopetrol, con el cargo de Inspectora HSE.

Aunque los asesinos hurtaron un computador portátil y dos celulares del apartamento, su familia no descarta que, en la investigación se puedan encontrar otros móviles del crimen.

'Era un excelente ser humano, seria, y responsable en su trabajo. Era una muchacha feliz, yo hablé la semana pasada con ella, y le pido al Dios del cielo que dé su recompensa, si ella pudo decir quien la mató', comentó Nancy Ortega, Tía de Arelys.

Sus padres arribaron ayer desde Córdoba, con el objeto de realizar las exequias de su hija, junto a familiares y amigos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad