martes 06 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Muere joven baleado al interior de un billar

Los últimos minutos que Evis Pérez pasó junto a su compañero sentimental fueron de total agonía y desespero.

Ella llevaba tres años compartiendo su vida junto a Gustavo Adolfo Rangel Gutiérrez, el joven de 20 años que murió el domingo en la noche, en un centro asistencial de la ciudad, al que ingresó víctima de un atentado con arma de fuego. La joven mujer aseguró que ella fue la única persona que se armó de valor para socorrer a su esposo, luego de que un desconocido le disparara cuando éste jugaba billar en un establecimiento público del barrio Versalles. Al joven lo impactaron en una oportunidad en el pómulo izquierdo.

'Tanto amigo que tenía y todos lo dejaron solo. Cuando llegué, él todavía estaba vivo tirado en el piso. Lo más triste es que nadie vio nada ni dice nada, nadie me ayudó, me tocó a mi sola', comentó la mujer.

Como pudo ella misma le prestó lo poco que sabe de primeros auxilios y a bordo de una patrulla de la Policía acompañó su traslado hasta la Clínica Magdalena, donde posteriormente murió.

'Él salió a las 4:00 p.m., como siempre a jugar billar. Eso fue como faltando 20 minutos para las 6:00 p.m. y ya iban a ser las 9:00 p.m., cuando murió. Es que perdió mucha sangre, además la bala no le salió se le quedó incrustada en la cabeza', dijo Evis Pérez.

Gustavo Adolfo Rangel Gutiérrez, deja huérfanos dos pequeños niños de uno y dos años. Las honras fúnebres se cumplen en su casa en la calle 54 con 36 F, del barrio Provivienda.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad