viernes 26 de mayo de 2023 - 12:00 AM

Mujeres víctimas de violencia sexual en el conflicto armado rompen el silencio, en Barrancabermeja

Compartir

Con la frente en alto, sin miedo y sin ningún pudor de mostrar su rostro, Maryutzi Navas Lizarazo cuenta que fue víctima de violencia sexual por parte de un grupo de paramilitares en el año 2001 en Barrancabermeja. Su historia de superación y resiliencia hoy la narra a viva voz para ayudar a otras víctimas a que rompan el silencio.

Han pasado 23 años desde ese espantoso día, tenía 15, “era una niña aún”- comenta- cuando hombres armados que se presumen eran parte de las Autodefensas Unidas de Colombia en Barrancabermeja la violaron, le quitaron su inocencia y por poco su vida. No da muchos detalles, pues asegura que pese al tiempo “aún duele recordar”.

“Eso pasó en el 2001 con un grupo armado; me abordaron y me violentaron, ha sido difícil, no es fácil, tuve días muy tristes, me atreví a denunciar al año siguiente e inicié un proceso de empezar a sacar ese odio, esa culpa, pero encontré fuerzas para salir adelante”, dice.

Hace seis años encontró en los procesos organizativos el camino para ayudar a otras mujeres que, como ella, habían vivido las atrocidades del conflicto armado en sus cuerpos; primero desde la Mesa Municipal de Víctimas y luego creando “Rompiendo Cadenas”, una organización que reúne a mujeres víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado.

“Tengo una organización de mujeres de solo víctimas de violencia sexual y estamos trabajando con ellas, es un grupo de 23 mujeres, tratando de hacer un trabajo arduo porque estos casos han sido olvidados, las víctimas de desplazamiento tienen derechos a muchas ofertas desde el Estado, pero nosotras no los tenemos; trabajamos en unir fuerzas para que nos escuchen”, afirma.

Estando en los procesos organizativos, hace dos años, Maryutzi Navas volvió a ser víctima de violencia sexual por parte de grupos armados; por eso hoy eleva su voz para que las mujeres que hayan sido afectadas por este flagelo no callen, “yo hablo por mí, que fui revictimizada, viví eso dos veces; y esperamos que en la JEP también se hable de esto; y hablo para decirle a todas esas mujeres que como yo han sido violentadas, una, dos veces, a veces hasta por varios hombres; a que denuncien, a que se acerquen a cualquier ente y denuncien porque nuestro cuerpo merece respeto y no debemos temerle a nadie; que se unan y denuncien”, exhorta.

Maryutzi Navas hoy es madre soltera de dos hijos, además de eso es representante de la Mesa Municipal de Víctimas y lidera su propia organización de mujeres víctimas de la violencia sexual en el marco del conflicto armado.

Su historia la contó en el marco de la conmemoración del día Nacional por la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual en el marco del Conflicto Armado, en el que se desarrolló una serie de actividades sociales, simbólicas, de atención, capacitación y apoyo psicosocial a las mujeres que han sufrido este flagelo en Barrancabermeja.

En cifras

Pese a que el conflicto en el Magdalena Medio históricamente se ha vivido con rudeza y de todas las formas; por parte de las guerrillas, los paramilitares y en la actualidad con otros actores armados, según cifras de la Unidad de Víctimas, en la región solo se cuentan 832 mujeres reconocidas como víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado, de los cuales 510 aún son sujeto de atención.

“Tenemos mucho subregistro; la cifra es baja para la realidad que se vive y se vivió. Las mujeres aún tienen mucho temor de hacer un proceso de denuncia, de declaración. Y aquí es importante decir que si alguna mujer ha sido víctima del conflicto armado a través de su cuerpo, todavía puede hacer la declaración; es el único hecho que no prescribe, aún pueden declarar, que es distinto a la denuncia. Ellas aún puede hacer su proceso, pero esto es de una dimensión más grande, el hecho traspasa la dignidad, la intimidad porque no es fácil hablar de lo que no se habla. A eso se debe el subregistro”, dijo Alix Aguilar, funcionaria de la Unidad para la Víctimas en el Magdalena Medio.

De las 832 víctimas en la región, 142 han declarado en Barrancabermeja, y de ellas, 124 aún son sujeto de atención por parte de la Unidad de Víctimas. La entidad recalca que en la actualidad se sigue reportando este tipo de casos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad