domingo 19 de octubre de 2008 - 3:35 AM

Murió después de 21 días de agonía

José Rafael Martínez Ochoa de 24 años de edad, había recibido dos disparos en el tórax en hechos que se presentaron el 26 de septiembre, cuando se movilizaba a pie por el barrio Kennedy de Barrancabermeja.

Su madre, Luz Marina Ochoa, había llegado desde La Fortuna, lugar donde reside junto a sus 5 hijos, desde el 27 de septiembre, viviendo de la caridad de las personas que se conmovieron de su situación.

Sin embargo, ayer le notificaron que la lucha que llevaba su hijo contra la muerte, había sido perdida definitivamente.

'Solamente abrió los ojos a los cinco días, pero después no salió de cuidados intensivos. Ahora tengo que reunir para el entierro que me vale 900 mil pesos para llevarlo hasta la Fortuna. Yo me vine con 30 mil pesos y la gente me ha ayudado con lo que puede. Nadie ha venido a preguntarlo, y de su papá no sé hace muchos años', afirmó su señora madre.

Sobre la víctima, solamente se pudo conocer que era aserrador y que el día de su muerte había anunciado a su esposa, con quien tiene un niño de 1 año de edad, que había salido a cobrar una plata que le debían de un trabajo. Su madre asegura que nunca escucho que perteneciera a ningún grupo armado, pero también reconoció que no sabe de amigos ni de nadie en la ciudad que lo conociera. La Policía tampoco tiene mayores pistas sobre lo sucedido:

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad