miércoles 19 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Murió niño de 3 años bajo un alud de tierra

La corta vida del pequeño Emerson Ariza Angarita, de tres años de edad, se extinguió después de buscar la acostumbrada muestra de cariño, con la que su padre solía recibirlo, haciendo una pausa, antes de continuar con sus labores como obrero en la mina de arcilla, ubicada en las torres del barrio San Martín.

Ayer, a las 8 y 30 minutos de la mañana, el menor se acercó hasta la base de un peligroso barranco de arcilla de 8 metros de altura, que provee la materia prima para la fabricación de ladrillos, en el que se encontraba trabajando Hilder Ariza, su padre de 26 años de edad, cuando la tierra cedió, al parecer debido al invierno y se vino abajo sepultando al pequeño.

Pese a la rápida reacción de su progenitor junto a otros trabajadores que llegaron rápidamente al lugar, el pequeño perdió la vida, no por ahogamiento, sino porque un enorme bloque de tierra le cayó sobre su cabeza, dejándolo instantáneamente sin vida.

'El niño no venía sino a saludarme y yo le pregunté por la mamita. Me dijo que estaba haciendo el desayuno, y yo estaba buscando un lugar para sentarme y abrazarlo, cuando se vino la tierra, que ya estaba blandita por los aguaceros. Lo sacamos rápido, pero ya tenía la cabecita aplastada', comentó Hilder Ariza, padre del menor.

En los terrenos arcillosos del barrio San Martín se ubican 4 ‘chircales’ que fabrican ladrillo artesanalmente y en el lugar trabajan 70 personas aproximadamente. La familia Ariza Angarita había llegado desde Landázuri, hace más de un mes, donde laboraban en labores campesinas, y le sobrevive otro menor de 14 meses de edad.

Las exequias del niño se encuentran a la espera de la consecución de recursos económicos, ya que la pobreza de sus padres, no les permiten sobrellevar los gastos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad