jueves 26 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Muro de escuela Santa Ana está a punto de venirse al suelo

La semana pasada uno de los muros que rodea la escuela Mari Villamizar se derrumbó, ocasionando daños a casas que están ubicadas en la parte baja de la institución y dejando hasta ahora a al menos 540 niños sin recibir sus clases. Este episodio, según padres de familia podría repetirse también en la escuela Santa Ana.

El temor de los padres de familia de la escuela Santa Ana de Barrancabermeja es que la historia se repita y en esta institución pase lo mismo que en la escuela Mari Villamizar, en donde la semana pasada una pared cayó sobre varias casas.

Marcos Álvarez, padre de familia, dijo que la situación es preocupante ya que en el plantel hay una pared que rodea la parte trasera que esta a punto de “venirse al suelo”, y aún así, los niños siguen recibiendo sus clases en la institución. “Esa pared es un peligro y no es una situación nueva, está que se cae, está totalmente agrietada y abierta y se va a venir y los niños siguen recibiendo sus clases, dicen que aíslan pero hay el riesgo que los niños se pasen”, dijo.

Por su parte, Ariel González Polanco, rector de la institución, dijo que la situación genera un riesgo que ya fue puesto en conocimiento de la Secretaría de Educación. “Hay una pared que cedió, porque los muros que los sostienen están sin una base sólida y presenta agrietamientos, lo que genera unos riesgos. Con anterioridad informamos; hicieron la visita y se adquirieron unos compromisos”, manifestó.

Pese a eso, el rector asegura que antes de iniciar los trabajos programados, la Secretaría de Educación suspendió la intervención que estaba a punto de adelantarse porque no era la adecuada, “se hace el estudio del suelo y se encuentra que la solución que se iba a dar no era la más acorde dada que los cimientos de este muro no ofrecen garantías”, agregó.

Según Omar Prada, secretario de Educación de Barrancabermeja, el daño es más complejo de lo que se creía por lo que debieron replantearse los trabajos y establecer un plan que permita resolver los daños estructurales.

“Estamos realizando un estudio, primero estábamos hablando de un muro de cerramiento, se revisó y observamos que el daño es mayor; hay un muro de cerramiento y este está generando erosión lo que puede generar una afectación mayor, es por eso que queremos hacer un buen trabajo, donde podamos hacer un nuevo muro de contención o un reforzamiento al que se tiene”, explicó.

Agregó que de manera urgente se realizan encerramientos con mallas de seguridad y aislamientos para minimizar el riesgo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad