domingo 19 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Neurocirugías que en el Puerto salvan vidas

Esta semana una craneotomía fue practicada en el Hospital Regional del Magdalena Medio a un ciudadano italiano. Según directivas del hospital, es la primera realizada en Barrancabermeja dada la complejidad del procedimiento.

En el mismo instante en el que Alessandro Franceschini, ciudadano italiano de 46 años, sufrió un aparatoso accidente en las calles del Puerto Petrolero, hace un mes, empezó la historia de una cirugía, que hoy enorgullece a los trabajadores y personal médico del Hospital Regional del Magdalena Medio.

El italiano, experto en lenguas extranjeras y profesor de idiomas, fue intervenido quirúrgicamente la noche del pasado 15 de mayo.

Los dos especialistas en neurocirugía con los que cuenta el Hospital Regional, le extirparon satisfactoriamente el tumor que creció en el lóbulo temporal izquierdo de su cerebro, producto del trauma craneoencefálico que sufrió en el siniestro, convirtiendo la intervención en un hito de la medicina barranqueña y del Magdalena Medio.

Los doctores Leonel Carmona y César Pinzón le practicaron a Franceschini una craneotomía, para drenar y recepcionar el tumor.

“Por la complejidad, el procedimiento quirúrgico realizado podría considerarse como histórico, porque nunca se había practicado en Barrancabermeja”, aseguró a Vanguardia el gerente del hospital, Armando Segura.

“Este tipo de lesión se operó por primera vez en el hospital. Es novedoso en la ciudad, porque la recepción tumoral se hizo guiada por un equipo de ultrasonido, tecnología que es pionera en Barrancabermeja”, detalló el doctor Leonel Carmona, uno de los dos neurocirujanos del Hospital Regional que operó al paciente italiano.

Historia clínica

Cuando Alessandro sufrió el accidente de tránsito fue llevado a un centro asistencial de la ciudad.

Fue recluido en una UCI, porque tenía una hemorragia intracerebral, días después fue dado de alta y enviado a casa.

“Pero nosotros lo recibimos en consulta externa de control, debido a que su aseguradora ya no contaba con contrato con la institución que primero lo atendió. Se quejaba de dolor de cabeza y advertía problemas en el habla. En el accidente sufrió una hemorragia en lóbulo temporal izquierdo, involucrado en la comprensión del lenguaje. Esta persona se gana la vida dictando clases de idiomas, y nos preocupaba que no pudiera seguir desempeñándose como docente, que es su fuente de ingresos”, señaló el doctor.

El 15 de mayo Alessandro regresó al hospital, pero por urgencias. La noche anterior sufrió convulsiones, manifestaba dificultad para hablar, no comprendía lo que le decían, tampoco podía seleccionar y coordinar las palabras que quería emitir, sufría una disfasia nominal.

De inmediato los doctores Carmona y Pinzón ordenaron practicarle una tomografía, en el hospital, luego los familiares lo llevaron a un centro médico particular para que le hicieran una resonancia magnética.

“En tomografía el tumor se veía, pero para planear la cirugía de tan alta complejidad se necesitaban más detalles. Al ver la resonancia magnética, evidentemente confirmamos que se trataba de un meningioma”, indicó Carmona.

Exitosa e histórica

La cirugía resultó exitosa, pero a la vez histórica.

Fueron seis horas en el quirófano. Los dos neurocirujanos, un anestesiólogo, una instrumentadora, y una enfermera, conformaron el equipo médico.

“Abrimos una ventana ósea en el hueso del cráneo, utilizamos trepanadores. Hicimos varios agujeros en el hueso, con una sierra cortamos un pedazo, quedó expuesta la meninge. Abrimos luego la membrana, quedó expuesto el tejido cerebral. Recurrimos a una guía ecográfica, un equipo de ultrasonido dentro de la sala de cirugía, para determinar la localización y el punto donde íbamos a abrir las membranas. Una vez expuesto el tumor, con técnicas microquirúrgicas realizamos la recepción. Al final del procedimiento, con el ultrasonido verificamos que no quedaran restos de la lesión. Tras confirmar que la recepción del tumor fue exitosa se procedió al cierre de todas las estructuras que fueron abiertas”, narró el doctor Carmona.

Un milagro de la medicina ocurrió en Barrancabermeja, una cirugía que en la Bella Hija del Sol y el Magdalena Medio no se había hecho antes, y lo más importante, el profesor de idiomas intervenido se recupera en la UCI del hospital, y a sus estudiantes les podrá hablar.

El hospital cuenta con neurocirugía
Desde que en abril de 2018 se abrió el servicio de neurocirugía en el Hospital Regional del Magdalena Medio los pacientes de la región ya tienen un sitio en el cual se pueden realizar este tipo de procedimientos quirúrgicos, evitando el tiempo de espera de las EPS para las autorizaciones. “Es importante que el hospital ya cuente con este servicio, con el instrumental especializado, con dos neurocirujanos idóneos, y con Unidad de Cuidados Intensivos para el manejo pos quirúrgico”, destacó el subgerente científico del hospital, José Nazar.
Desde que el servicio de neurocirugía fue habilitado, se realizan 10 procedimientos quirúrgicos al mes. El 80% del total de las cirugías son practicadas a pacientes que sufren traumas craneoencefálico y raquídeo medular, generados, en su mayoría, por accidentes de tránsito. “Pero también hemos tenido, como en el caso de Alessandro Franceschini, patologías tumorales en sistema nervioso central, tanto en cerebro como en columna vertebral, infecciones en columna vertebral y cráneo. Lo apremiante de este caso, es que el paciente tenía un tumor bastante grande, con una inflamación del cerebro, y la cirugía que requería era prioritaria, porque le estaba comprometiendo la vida”, aseguró Nazar.
La UCI, un apoyo vital
“Los neurocirujanos, tenemos el instrumental quirúrgico para realizar la cirugías, tanto de cráneo como de columna. Gracias al hospital tenemos lo que se necesita para tener un servicio de neurocirugía, que es el tomógrafo, TAC cerebral, quirófanos especializado para neurocirugía, intensificador de imágenes. En el segundo piso, en el área de hospitalización, camas disponibles para los pacientes de neurocirugía. Y también contamos con al Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, vital para la rehabilitación pos operatoria”, describió el doctor César Pinzón. El coordinador médico de la UCI, a cargo de la IPS Salud Vital de Colombia SAS, Ernesto Giraldo, informó que la UCI fue puesta en funcionamiento el 1 de marzo de 2018. Añadió que construirla y dotarla costó $4.000 millones. Y señaló que la UCI cuenta con 12 cubículos, nueve de cuidados intensivos y tres de cuidados intermedios para adultos, pero además 16 camas de hospitalización.
“En el caso de la cirugía del señor Franceschini, nuestra función es el pos-operatorio, porque se requiere un seguimiento y monitoreo del paciente. Franceschini ha evolucionado muy bien. Ya se le retiró la ventilación mecánica, y creemos que será trasladado a hospitalización”, afirmó Giraldo.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad