domingo 02 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Nuevas acciones violentas contra pozos petroleros

Ecopetrol hizo el llamado a la sensatez y al diálogo como único mecanismo para superar las diferencias, luego de lo ocurrido en Campo Yariguí y por la situación que se vive en el área de producción de Casabe.
Escuchar este artículo

Una semana de intensa agitación laboral es la que afrontó Ecopetrol en el Magdalena Medio, donde las comunidades de dos importantes zonas de producción tomaron las vías de hecho para mostrar su descontento con la compañía.

El más reciente caso se registró en el capo Yariguí, ubicado entre los municipios de Puerto Wilches (Santander) y Cantagallo (Bolívar). Allí, según denunció la compañía, hubo que adoptar un plan de apagado seguro ante la arremetida de manifestantes en diferentes áreas.

“Ecopetrol rechaza los ataques, actos vandálicos y la irrupción irregular que un grupo de personas realizó esta noche en la instalación industrial Isla VI dentro del campo de producción Yariguí.

Desconocidos ingresaron de manera violenta a las instalaciones del campo, causaron destrozos e intimidaron a los trabajadores que allí se encontraban obligándolos a retirarse del área. Como medida preventiva, Ecopetrol procedió de forma inmediata a realizar un apagado seguro del campo, lo que implica la suspensión del suministro de gas a las comunidades vecinas como las veredas kilómetro 8, Puente Sogamoso, El Pedral, Santa Teresa, Brisas de Bolívar, Patico Alto, Patico Bajo y los municipios de San Pablo, Puerto Wilches y Cantagallo”, señaló la compañía de Petróleos.

Asimismo, la estatal petrolera informó que un grupo de personas llegó hasta los equipos de subsuelo y amenazó a los trabajadores y los obligó a retirarse de los equipos.

“Ecopetrol hace un llamado a las autoridades para que se restablezca el orden público cuanto antes, dado que se han incrementado los actos de violencia en contra de los trabajadores y sus instalaciones en la zona.

Así mismo, reitera su llamado a la sensatez y al diálogo como único mecanismo para superar las diferencias”, puntualizó la compañía.

Acerca de la situación ocurrida en Campo Yariguí, el alcalde de Puerto Wilches, Jairo Toquica, puso de manifiesto su rechazo a través de sus redes sociales.

“No aceptamos el vandalismo, ni esas actuaciones que van en contra del buen nombre, de la convivencia de los wilchenses.

Entendemos que hay unas reclamaciones de las comunidades, pero las vías de vandalismo no son las apropiadas. Ecopetrol se ha visto en la obligación de apagar el campo y eso afecta a las comunidades mismas”, dijo el mandatario.

Estos hechos se suman a los ocurridos a mitad de semana en Campo Casabe, de Yondó, donde manifestantes generaron también afectaciones en la producción.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad