viernes 10 de enero de 2020 - 12:00 AM

Subienda de pescado en Santander: bocachico desde $500

El bagre y el bocachico son los reyes en el muelle de Barrancabermeja esta semana. Desde el lunes la superproducción es evidente y los precios bajan, están al alcance de todos.
Escuchar este artículo

Decenas de canoas atracan por estos días en el muelle de Barrancabermeja como es habitual, sin embargo, lo que se sale de lo cotidiano es la cantidad de pescado que traen en su interior, dado el fenómeno de la subienda que arrecia con fuerza en la ‘Bella hija del sol’.

Así lo han podido observar propios y extraños y cada cual desde su orilla saca provecho a una situación que baja los precios del majar blanco, el cual en Barrancabermeja se vende como arroz picado.

Y es que según advierten expertos del río, la cantidad de pescado en esta temporada se duplica y por defecto los compradores.

José Trujillo es uno de los vendedores que le da gracias a Dios por esta subienda, ya que señala que el pescado grande es apetitoso, pero a la gente le cuesta más llevarlo y, por el contrario, los de talla baja que se dan por esta época se comercializan mucho más rápido.

Según agregó el comerciante, este fenómeno lo venían esperando desde diciembre, sin embargo, se dio pero fue muy poquito, por lo cual ahora sí se manifestó con fuerza en esta parte del Magdalena Medio.

“Gracias a Dios estamos aprovechando la subienda y estamos comercializando pescado a todo precio. Damos 30 por $20.000 y el que vendíamos a $2.000 hoy está a $1.000, es decir que hay para todos los gustos.

Esperamos que la gente aproveche porque esto no es de todos los días y por la experiencia que ya uno tiene, sabemos que eso dura poco”, dijo Trujillo, quien lleva más de 15 años en el oficio.

Las canoas que traen el pescado al muelle de Barrancabermeja llegan de Las Carmelitas, de Puerto Berrío, de Bocas del Sogamoso, de Puerto Wilches y de las ciénagas de Barrancabermeja, como Barbacoas y La Colorada.

Otras especies

El barullo que se forma desde las 5:00 de la mañana en el muelle de Barrancabermeja lo aprovechan todos, ya que los comerciantes que basan su sustento en las ventas de los restaurantes también saben que es un buen momento para invertir unos pesos de más.

“Es que cuando hay subienda el muelle se llena, algunos solo para mirar, pero terminan sentándose a la mesa y para ellos debemos tener buen pescado”, señaló una de las jefes de cocina.

Los precios

Según pudo evidenciar esta redacción, los precios de las especies que son habituales en las canastas de los barranqueños están muy bajos.

Para el caso del bocachico, se puede conseguir desde $500, sin embargo, un tamaño razonable podría ir a un sartén desde $3.000 y $5.000. Para los más exigentes hay bocachicos de $12.000 y $15.000.

Entretanto, la libra de bagre, que venía comercializándose en diciembre en $7.000 y hasta $8.000, hoy se consigue en algunas partes en $5.000. Algo similar ocurre con el blanquillo.

La mojarra prácticamente conserva su precio, ya que tal como se evidenció a mediados de diciembre, cuando esta especie se conseguía por $.6.000 o $5.000, hoy el valor se mantiene igual.

El arte de arreglar el pescado
Así como abunda el pescado en el muelle de Barrancabermeja, abundan esta semana también las personas que se ganan la vida arreglando el manjar blanco.
Su trabajo es esencial para los compradores, ya que en su mayoría prefieren llevar el pescado listo para sus casas y que solo deban sacarlo de la bolsa antes de ponerlo sobre el sartén.
Según explicaron algunos de ellos, mientras realizaba su labor, en esta temporada de subienda pueden llegar a arreglar unos 200 pescados al día.
“Cobramos barato. Una pila de pescados, de 15 o 20 la arreglamos en $2.000, algunos nos dan una propina, pero en promedio ese es el valor que cobramos, por lo cual el precio de la compra no se le sube al cliente”, señaló Estella, una de las arregladoras del muelle.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad