lunes 09 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Policía desmontó 15 conatos de vivienda que serían una invasión

Quince ranchos de igual número de familias barranqueñas fueron tirados a pique por cerca de ocho unidades de la Policía ayer en la mañana, según expresaron los afectados, por pretender invadir el terreno ubicado en la parte final del barrio Bosques de la Cira, en la Comuna Cuatro.

'La Policía vino el viernes pasado y nos dijo que no podíamos seguir levantando las casas, que primero teníamos que mandar una carta a la Alcaldía pidiendo una solución a la falta de vivienda', indicaron.

Según ellos, no continuaron con el levantamiento, en espera de llevar hoy la misiva a la Oficina Asesora de Planeación.

Por eso, no se explican el porqué la Fuerza Pública llegó a desmontar sus conatos de casa.

'Tenemos todos los papeles que nos dijeron que hiciéramos, inclusive, llevamos las firmas de las personas del barrio que nos apoyan, entonces ¿por qué nos dañaron las casas sin dejarnos llevar la carta?', manifestaron.

Desplazados y personas sin solución de vivienda estarían ubicados en la zona.

Entre esta comunidad se encuentran cuatro ancianos y alrededor de 50 niños menores de cinco años.

Fue un proceso legal


El capital Wilson Chivatá Chivatá, comandante de la Estación de Policía de Barrancabermeja, explicó que las labores de desalojo se hicieron dentro de los términos legales, para evitar situaciones que atenten contra el orden público. 'El viernes dialogamos y les explicamos por qué no debían estar ahí.

Les advertimos que tenían hasta hoy (ayer) para levantar las casas'. Como no lo hicieron, agregó, la Fuerza Pública procedió a retirarlas. 'Teníamos que hacerlo, porque si dejábamos pasar 48 horas sin tomar medidas, actuábamos por omisión'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad