domingo 15 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Policías y comunidad evitaron propagación de incendio

La amenaza era evidente. Si no se hacia algo para controlar las llamas que se propagaban con dirección a una residencia del barrio Provivienda, una familia podría quedar en la calle.

Por eso, y ante la negativa de un funcionario del cuerpo de bomberos de Barrancabermeja, quien le restó importancia al incendio; 4 uniformados de la Policía Nacional, junto a numerosos vecinos, se abrieron paso entre las ramas secas y con botes de agua lograron evitar una tragedia.

La conflagración se inició a tempranas horas de la mañana de ayer, cuando ciudadanos irresponsables del barrio Chicó, empezaron una quema de material  vegetal.

La brisa, propagó el incendio hacia Provivienda, que queda arriba del cerro, amenazando la casa ubicada en la carrera 39A número 2 – 27.

La Propietaria alarmada llamó a las unidades de bomberos, pero ante la demora, vecinos y amigos, ayudados por 2 patrullas de la Policía que conocieron el caso, empezaron a sofocar el incendio.

'Uno de los bomberos llegó en una camioneta y se quedó fue mirando a la Policía que estaba echando agua. Dijo que no había peligro y se marchó. Gracias a la Policía y a los vecinos, se pudo salvar mi casa, porque los bomberos no hicieron nada' Comentó Indira Marín, propietaria de la vivienda.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad