jueves 09 de febrero de 2012 - 12:00 AM

Prostitución infantil se disparó en zonas mineras de San Pablo y Simití

En una zona aurífera ubicada en el corregimiento de Animasaltas, límites entre San Pablo y Simití, la prostitución infantil se disparó. Este hecho, fue denunciado ante el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, de San Pablo por el Secretario de Gobierno, Gabriel Angulo Ayola,
Escuchar este artículo

Según el funcionario, esta situación tiene preocupado al gobierno local de ese municipio bolivarense, pues presumen que la minería ilegal ha provocado que las menores de edad tomen la decisión de vender su cuerpo a los mineros que se encuentran en el sector de Ahuyamas.

“La actividad ilegal de la minería ha hecho que aumente el consumo del alcohol de los menores, y que ellos prefieran dedicarse a eso por lo que se salen del colegio. Además también aumentó el trabajo sexual en las jovencitas”, manifestó Angulo Ayola.
Esta situación ha generado preocupación en los habitantes del municipio ribereño, los cuales no están de acuerdo que por esa actividad ilícita que se está desarrollando en sectores entre el municipio de San Pablo y Simití, las menores se presten para saciar las necesidades sexuales de los mineros.

El funcionario pide el apoyo de la Policía Nacional, del Icbf, del Ejército y a las autoridades civiles del municipio de Simití, para que tomen medidas urgentes y clausuren los sitios donde se desarrolla la minería ilegal en este sector.

“El objetivo es crear un trabajo conjunto y contrarrestar el flagelo que está afectando la niñez de esta región del Magdalena Medio”. Así señaló el funcionario, quien también comentó que “Ahora nos vamos a reunir con el Bienestar Familiar, y con autoridades de Simití para hacer un diagnóstico de esta problemática social, para saber qué es lo que está pasando”, puntualizó Gabriel Angulo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad