domingo 08 de enero de 2023 - 12:00 AM

¡Qué bendición! Abundante subienda en el Magdalena sorprende a pescadores de Barranca y Puerto Wilches

La abundancia de peces se replica por esta época en municipios ribereños, como en La Dorada, Barrancabermeja, San Pablo, Gamarra y Simitì, entre otros.
Compartir

En Puerto Wilches, uno de los municipios santandereanos ubicado sobre la ribera del Magdalena, por estos días el pescado se vende como ‘pan caliente’; es una subienda usual, pero este año, según cuentan pescadores, “hay más producto de lo normal”.

“En esta época siempre hay subienda, pero este año estamos bendecidos que se ve más pescado de los normal, desde el año pasado en fin de año y ahora ha habido muchísimo pescado gracias a Dios”, dijo Efraín Cuestas, pescador.

Los peces que remontan en el río Magdalena son capturados y transportados en canoas hasta la orilla, en donde esperan decenas de vendedores, quienes en medio de la romería, compran ‘las pilas’ para ofrecer, por ejemplo, bocachico desde $1.000 y $2.000; también venden bagre, blanquillo y otras especies.

“Una bendición”

“Ha sido una bendición, tenemos de todas las especies y pescado de buen tamaño, grande, hay ‘pilas de bocachico’ que se consigue desde mil y dos mil pesos”, dijo Leonardo Reyes, vendedor.

En la zona no solo se arremolinan canoeros, pescadores, y habitantes del pueblo, también llegan personas de otras zonas de Santander para abastecerse, “yo vengo desde el municipio de Sabana de Torres, me dijeron que había subienda y me vine a comprarlo acá en Puerto Wilches y me lo llevo para venderlo allá, es una bendición que nos da el río Magdalena, se consigue barato porque en otros tiempos se conseguía muy caro y hay buen pescado, por eso hay que aprovechar”, dijo Ludi Riaño Rodríguez, compradora.

‘La bendición’, como le llaman a la abundancia de peces, ha hecho crecer la expectativa de los vendedores quienes esperan que este fin de semana con puente festivo, la gente de Santander y otras regiones del país acuda masivamente a comprar el alimento recién salido del río Magdalena.

‘Pico’ de la subienda

Javier Ovalle, director regional de la Autoridad Nacional de Pesca (AUNAP) en el Magdalena Medio explica que la subienda obedece a un proceso migratorio de especies de importancia comercial en el río Magdalena, especialmente del bocachico.

“En esta época los peces suben, hacen su proceso reproductivo y luego vuelven a su lugar de origen que generalmente son las ciénagas que están en la parte media y baja del Magdalena; por eso cuando ellos suben están gorditos porque tienen buena carga de grasa, la cual permite aumentar el nivel de maduración, que es lo que comúnmente se conoce como las huevas; y en la bajanza llegan flacos porque han perdido esa grasa”, explicó el funcionario.

Y agrega que en ésta época se vive el periodo pleno de esta subienda que registra mayor cantidad de peces, “esta se da en diciembre, enero, febrero y en algunas zonas alcanza el mes de marzo, en el Magdalena Medio estamos en el pico de subienda”, dijo.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad