domingo 16 de junio de 2019 - 12:00 AM

¿Qué es lo que hacen los bomberos de Barranca fuera del voluntariado?

Atienden emergencias, accidentes, deslizamientos, incendios, fugas de agua y gas. Los bomberos arriesgan sus vidas por la de otros, pero qué pasa cuando no están de turno. Vanguardia investigó y encontró que en la institución hay abogados, médicos, enfermeros, contadores, comerciantes.
Escuchar este artículo

6:00 de la mañana del viernes 14 de junio, en la plazoleta del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Barrancabermeja, en la Avenida del Ferrocarril con Avenida Circunvalar, un nutrido grupo de uniformados de la institución, los que entregan el turno, y los que lo reciben, izan la bandera de Colombia, cantan el himno nacional, y escuchan la plegaria del Bombero, a cargo del comandante de la Estación, Alexander Díaz.

“Señor, a tu lado en el cielo hay muchos bomberos buenos, que al campanazo final de tu llamada volaron y respondieron. Son nuestros hermanos señor que subieron hasta el cielo, por las escalas del alma, por si ocurriese un incendio. Los hay de todas las razas, de todos los credos, que hablando idiomas distintos con el alma se entendieron”, reza la plegaria con la que los bomberos piden a su Dios que los libre de todo mal, mientras arriesgan sus vidas, por las de otros.

La sociedad barranqueña los ve todos los días, transportándose a ‘toda mecha’ por calles y avenidas del Puerto Petrolero, para llegar a los sitios donde se ha producido un aparatoso accidente, un voraz incendio, fugas de agua y gas, deslizamientos, atendiendo a los heridos, apagando el fuego.

Muchas veces son incomprendidos, la gente se da el lujo de decir: “llegaron tarde”, pero en la mayoría de las ocasiones son ovacionados, por la labor que realizan, con chaquetas y overoles de color rojo, o de color amarillo, con cascos, mangueras, herramientas de salvamento se la juegan por el prójimo.

Todo lo anterior describe las características de los bomberos porteños, pero lo que la comunidad no sabe de ellos, es que como seres humanos que son, tienen vidas paralelas, conforman familias, tienen esposas e hijos, pero además ejercen profesiones, que nada tienen que ver con su voluntariado, condición que los hacen ocupar un sitio preponderante en la sociedad.

De todas las profesiones

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Barrancabermeja está conformado por 94 personas, que prestan su servicio a la institución que este año cumplió, el 27 de enero, los 50 años de fundación, las bodas de oro.

82 hombres y 12 mujeres valientes, que prestan servicio a la institución.

Pero lo que la gente no sabe es que en el grupo hay administradores de empresas, enfermeros, auxiliares de enfermería, abogados, médicos, contadores públicos, empresarios, comerciantes, odontólogos, entre otras profesiones.

Sirven a los bomberos en sus tiempos libres, en las vacaciones, otros lo hacen de tiempo completo.

“Nos enorgullece tener este grupo de personas que tienen mucho conocimiento, que han trabajado en otras empresas, que laboran en empresas, y ponen al servicio de la institución, y de la comunidad, sus capacidades intelectuales y personales”, manifestó el teniente Jorge Eduardo Alemán Dau, oficial de intendencia del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Barrancabermeja.

Vanguardia dialogó con varios voluntarios, para que le contaran a los barranqueños a qué se dedican cuando no están apagando incendios, asistiendo a heridos, o rescatando gatitos atrapados en las copas de los árboles.

Tecnólogo HSE y futbolista
Lusvin Serrano es uno de los auxiliares de servicio en el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Barrancabermeja. En la actualidad tiene 23 años, pero cuando se enroló en la institución apenas contaba con siete, era un niño. En el corregimiento El Llanito, donde nació, observó un día una ambulancia de los bomberos, y “amor a primera vista”. Al día siguiente visitó el comando, solicitó ser bomberito. Desde entonces sirve a la institución. Estudió, se graduó como tecnólogo de HSE, laboró en Italcol, pendiente de la seguridad de los trabajadores. También fue futbolista profesional, sin embargo nunca ha abandonado a los Bomberos, y siempre está listo para acudir a las emergencias. “Cuando no estoy con bomberos dedico el tiempo a mi hija, a mi esposa, o trabajo en lo que me preparé, en HSE”, manifestó Lusvin.
xxx
La ‘Berraquera’ de una mujer
Viviana Moreno, es una de las 12 mujeres que prestan servicio en el Cuerpo de Bomberos de Barrancabermeja. Tiene 34 años, vive en el barrio Parnaso, y es auxiliar de servicios médicos. Su esposo, Miguel Ángel Pava Jaraba, también hace parte de los Bomberos. Viviana se graduó como profesional en el Centro Educativo para el Desarrollo Humano en Santander, Cedehus. Terminó los estudios superiores en 2003, y ejerce su carrera, ocho años después ingresó a los Bomberos. “Trabajé en la Policía Nacional durante 6 años, en la Clínica Magdalena, en Barrancabermeja, luego me vinculé con los Bomberos Voluntarios. Personas que me conocen me llaman para una asesoría, y cuidados de pacientes, para ayudarles con alguna curación”, dijo, refiriéndose a la labor que realiza fuera de Estación.
La vocación de un bombero
El subteniente Jair Luna, de 44 años, oficial de los Bomberos de Barrancabermeja, es enfermero profesional. Se graduó en el año 2000, en la Universidad Metropolitana de Barranquilla. Ejerce como nadie su profesión, en la actualidad labora en el área de urgencias de la Policlínica de Ecopetrol, gracias al convenio que la Clínica Reina Lucía, empresa a la que está afiliado, suscribió con la compañía petrolera. “En la Policlínica me encargo de coordinar el cumplimiento de las órdenes médicas dirigidas a los pacientes, a quienes brindo cariño y hago sentir a gusto, les suministro los medicamentos, vigilo sus signos vitales, con agrado los atiendo, los escucho, para que se sientan apoyados, protegidos. Como bombero se debe tener vocación, y eso es lo que hago para servir”, manifestó Luna.
La vinculación
Si usted respetado lector quiere vincularse a los Bomberos Voluntarios de Barrancabermeja, según las directivas de la entidad, debe estar dispuesto a servir, sin esperar nada a cambio. Un grupo de bomberos recibe pago, pero otro grupo no, son voluntarios. El teniente Jorge Eduardo Alemán Dau, oficial de intendencia, indicó que la persona interesada debe acercarse a la Estación, diligenciar un formulario, esperar la convocatoria, momento en que son escogidos los nuevos integrantes, que deben someterse a entrevistas y consejo de oficiales.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad