domingo 24 de julio de 2022 - 12:00 AM

Rebosamiento de aguas negras no deja dormir en paz

Cerca de 20 familias del barrio Villanueva, en la comuna tres de Barrancabermeja, se ven afectadas por el rebosamiento de aguas negras.

Cada vez que llueve, al menos veinte familias de la carrera 75 del barrio Villanueva, en la comuna tres de Barrancabermeja, deben lidiar con los malos olores y la gran cantidad de aguas negras que rebosan de los manjoles y sifones de sus propias casas.

La comunidad asegura que la situación se viene presentando desde que la empresa Aguas de Barrancabermeja inició los trabajos para el cambio de alcantarillado en el sector.

“El rebosamiento de los manjoles es un problema que ya nos tiene cansados, desde que cambian tuberías, siempre tenemos la misma situación. Ellos están trabajando desde hace dos meses y están ejecutando esos trabajos y volvemos a los mismo, pero ahora con mayor gravedad porque ya hasta los sifones de las casas se rebosan y casi todos los días debemos lidiar con eso”, dijo Juan Ordoñez, habitante del barrio.

Por su parte, Cindy Johana Jiménez, otra de las afectadas, asegura que a raíz de la problemática, también deben vivir encerrados en sus propias casas para evitar los fuertes olores que emanan del manjol que recoge las aguas residuales de la zona.

“Ese manjol que se tapa recibe las aguas negras de todo el barrio y todas esas aguas negras se vienen y entran a mi casa, se me inunda totalmente con lodo, olores horribles que a veces ni mis niños se los aguantan y, además de eso, nosotros permanecemos con las puertas cerradas porque ya no podemos vivir bien con el olor, todas las aguas negras que quedan ahí se secan y el olor es insoportable”, dijo la afectada.

La situación les ha quitado el sueño a los vecinos porque cada vez que llueve, a altas horas de la noche o de madrugada, deben ingeniárselas para evitar que sus casas se inunden con aguas negras, “me tocó levantarme en la madrugada con rayos y centellas a destapar el sifón porque todas las aguas se nos regresaron por los sanitarios a todos los vecinos, al salir me di cuenta que hacía falta destapar ese manjol para que pudieran desaguar las casas. Intentamos destaparlo y así fue que logramos evitar que todas esas aguas se siguieran rebosando en las casas”, dijo Jorge Suárez Beleño, habitante del barrio Villanueva.

La comunidad lanzó un SOS a la empresa aguas de Barrancabermeja para que ayude a solucionar la problemática, ya que según ellos, algunos niños ya empiezan a registrar brotes y afecciones en la piel.

Aguas responde

Ante la inquietud de la comunidad del barrio Villanueva, la empresa Aguas de Barrancabermeja, aseguró que luego de una visita de verificación en la zona afectada se pudo constatar, que pese a que la empresa adelanta trabajos para reponer el sistema de alcantarillado en esta zona, éstos no afectan la evacuación de las aguas residuales.

La problemática, según la empresa, es ocasionada por la alta sedimentación de un caño que pasa por el sector, donde hay una descarga que impide que el agua evacue con normalidad. “Hemos realizado verificación y mantenimiento del punto indicado donde la comunidad ha indicado, sin embargo el problema persiste. Pusimos evidenciar que esta descarga que llega a un cuerpo hídrico y que este se encuentra sedimentado y muy colmatado”, dijo Karina González Gaviria, funcionaria de Aguas de Barrancabermeja.

Por tal motivo, la empresa hizo una solicitud a la secretaría de Medio ambiente para que incluya este punto en el programa de mantenimiento de caños y así, se pueda mitigar la problemática que viven estas comunidades.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad