domingo 12 de octubre de 2008 - 3:28 AM

Su padre asegura que es otro falso positivo

El extraño caso de un joven barranqueño que, siendo reportado como desaparecido desde abril de 2007, mantiene sumido en la desesperanza a Erick Ramos, su padre.

El 30 de abril de 2008 recibió la llamada de la Fiscalía de Ibagué para informarle que un cuerpo enterrado como N.N. (el 10 de abril de 2007 ) correspondía con las huellas dactilares del joven. El hombre asegura que podría tratarse de un falsos positivo que en los últimos meses se han convertido en un tema de debate nacional.

Rosemberg Ramos nació en Barrancabermeja el 7 de diciembre de 1984, durante los años en que su padre vivió en esta ciudad, y desde 1889 quedó al cuidado de su abuela materna en el barrio La Esperanza, en el corazón de la Comuna 5. A los ocho años le fue detectada una penosa enfermedad. Rosemberg estudió hasta séptimo bachillerato.

La enfermedad que padecía, que es un tipo de epilepsia muy fuerte llamada síndrome de Lennox, y que le impedía realizar algunos trabajos, no fue un obstáculo para que fuera un joven emprendedor.

Con motivo de su enfermedad, Rosemberg tuvo que viajar desde Barrancabermeja a Bogotá, y el 3 de abril le practicaron  unos exámenes en el Hospital Militar. En esta ciudad estuvo acompañado de su padre con quien salió con destino a Chaparral (Tolima) para pasar unos días en una finca.

Pero al llegar a este municipio, un nuevo ataque hizo que fuera hospitalizado en el Hospital San Juan Bautista de Chaparral.

'El día 6 fue dado de alta y yo le dije que se devolviera para Barranca, pero el se puso bravo diciendo que quería irse para la finca. Cuando fui a buscarlo a la casa de un cuñado mío, donde se quedaba, porque yo me quedé en un hotel con mi mujer, me dijeron que se había ido solo por la carretera', afirmó Erick Ramos.

Desde ese día el preocupado padre no dejó de buscar a su hijo. La última vez que lo vieron fue el 8 de abril de 2007, cuando le pidió un mango a una señora  y dijo que estaba buscando trabajo.

Según la Fiscalía, fue muerto el día 9 de abril de 2008 por el Ejército en un combate llevado a cabo en San Isidro, jurisdicción de Tres Esquinas, una vereda ubicada a 200 metros donde fe visto por última vez.

'Esto es un falso positivo al 100%. Matan a mi hijo que es epilético, y en un día lo vuelven guerrillero o delincuente. Ni siquiera conocía un arma y le dieron 5 tiros. Yo espero que los asesinos responsables de esto sean castigados', aseguró el padre.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad