viernes 26 de abril de 2019 - 12:00 AM

Tensión en la vía Barrancabermeja - Bucaramanga por protesta de campesinos y mineros

Tensión en la vía Barrancabermeja - Bucaramanga y la Ruta del Sol II por concentraciones y marchas de campesinos y mineros. Autoridades en alerta.
Escuchar este artículo

A pocas horas de que Barrancabermeja celebrara su aniversario 97 como municipio, en las calles y carreteras centenares de personas protestaron en contra de las políticas gubernamentales.

En el casco urbano, las centrales obreras, los sindicatos de educadores, universitarios, sindicatos de la industria del petróleo, estudiantes de colegios, entre otras organizaciones, se manifestaron y marcharon, pero además, a 30 kilómetros del Puerto Petrolero más de 2.000 campesinos, mineros, ciudadanos y organizaciones civiles se concentraron y movilizaron en el sector de La Lizama, en la vía Barrancabermeja - Bucaramanga.

Allí hicieron presencia las autoridades, las cuales horas antes de la protesta de campesinos y mineros instalaron el Puesto de Mando Unificado, que en todo el país se implementó para evitar el bloqueo de las principales vías.

La tensión por posibles enfrentamientos entre los manifestantes y la Fuerza Pública en La Lizama creció a cada minuto, debido a las marchas que por la Ruta del Sol II realizaron campesinos que del sur de Bolívar, Nordeste Antioqueño, Catatumbo y Magdalena Medio llegaron por el río y diferentes arterias viales, pero también por el anuncio de bloqueos intermitentes en el corredor vial.

En medio de los cambuches que instalaron los manifestantes en La Lizama, la mañana de ayer los líderes realizaron una reunión extraordinaria, para determinar las acciones y tiempo de permanencia en la zona.

Del albergue, tras el consejo extraordinario convocado por la Coordinadora Nacional Agraria y el Congreso de los Pueblos, emergió la figura de Jorge Tafur, representante de la Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar, y Sur del Magdalena, un campesino de 62 años, quien dejó atrás a su esposa y cuatro hijos, con los que cultiva caña de azúcar, arroz, maíz; y ejecuta labores de pesca; en la vereda El Antojo, zona rural del municipio de Tiquisio.

Con bastón de mando en mano, el hombre de campo dirigió el desplazamiento hacia el punto de concentración en La Lizama de 300 campesinos y mineros de Tiquisio, El Banco, San Alberto, Norosí y Arenal.

“Me duele lo que está sucediendo en el campo colombiano. Es que yo soy de la generación del abandono. A los campesinos del sur de Bolívar nos ha tocado pagar los maestros, construir nuestras escuelas, y aún hoy en zonas mineras sus habitantes pagan a los profesores de sus hijos, su alimentación y sueldo para que se motiven, porque el Gobierno les paga, y la lejanía hace que no lleguen”, explicó Tafur, para argumentar las movilizaciones y protestas, que acometen desde ayer en La Lizama miles de campesinos y mineros.

Las protestas en Barrancabermeja
Bloqueos intermitentes acometieron centrales obreras, sindicatos de educadores y de la industria del petróleo, estudiantes y organizaciones sociales, desde tempranas horas de ayer en el sector As de Copas. Allí estuvieron hasta las 9:00 a.m., y luego marcharon hasta la Alcaldía. Doris Flórez, integrante de la CUT Santander, aseguró que el paro de 24 horas, que podría ser declarado indefinido, se desarrolló para rechazar la imposición de un nuevo Plan de Desarrollo, por parte del Gobierno. “El Plan desconoce los derechos laborales de los trabajadores, hace transformaciones nocivas al sistema pensional, y pretende pagar salarios por horas. Pero también el sector educación está a la espera que se llegue a un acuerdo, porque de lo contrario el paro será indefinido”, alegó Flórez.
Motivación de la protesta
Ernesto Roa, coordinador Nacional Agrario, indicó que con la protesta se exige al Estado reconocimiento del campesinado como sujeto social y político. “Demandamos al Estado plenas garantías para la movilización, en ese sentido que cesen las persecuciones y asesinatos de líderes sociales”, manifestó. Roa señaló que “nos oponemos al Plan de Desarrollo que el Gobierno implementará, porque no beneficia al campesinado. No queremos que se retome a las fumigaciones con glifosato”, reclamó. Roa aseguró que el nuevo Plan de Desarrollo estimulará la minería a gran escala, en detrimento de los mineros artesanales.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad