miércoles 17 de julio de 2019 - 12:00 AM

Termina doloroso destierro de familia desplazada en Simacota

En 2001 la guerrilla asesinó a su padre, fueron amenazados, tuvieron que irse de sus tierras. Esta semana el Tribunal Superior de Cúcuta ordenó la restitución de sus predios La Esterlina y Maracaibo.

18 años de destierro por causa de la violencia terminaron para la familia Moreno, la cual debió desintegrase y abandonar los predios La Esterlina y Maracaibo, ubicados en la vereda Vizcaína Baja, en el municipio de Simacota.

En diligencia dirigida por el Juez Primero Civil de Restitución de Tierras de Bucaramanga, el Tribunal Superior de Cúcuta ordenó la devolución de los dos predios.

El 3 de marzo de 2001, hombres armados integrantes de la guerrilla llegaron a una de las fincas de los Moreno, se llevaron a su padre a quien posteriormente asesinaron.

El hecho de sangre, sumado a las constantes amenazas, fueron determinantes para que todos los integrantes de la familia huyeran a distintos lugares, abandonaran los predios y los vendieran a precios bajos.

“El amor por la tierra nos mueve. Cuando salimos de allá desplazados hicimos nuestro arraigo en Barrancabermeja, sin embargo recuperar esta tierra en la que tanto trabajó mi papá nos permite de nuevo mirar al campo y explotar nuevamente todas esas actividades agrícolas que nos permitieron tener una estabilidad económica y consolidar este patrimonio”, manifestó feliz Claudia Moreno, integrante de la familia víctima del desplazamiento forzado en el Magdalena Medio santandereano.

El director de la Unidad de Restitución de Tierras en el Magdalena Medio, Álvaro Prada, aseguró que la entidad orientará la implementación de un proyecto productivo que sea acorde con la vocación potencial del uso del suelo y que les permita a los Moreno mejorar sus condiciones de vida.

dato
Según la Unidad de Restitución de Tierras, en Simacota se han ordenado 8 restituciones y 173 en todos los municipios del Magdalena Medio.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad