domingo 13 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Un voraz incendio acabó con la casa de humilde familia

'No me quedó ni una ollita para montar una changua. Se me quemó hasta la ropa'. Esa fue la frase que con impotencia y resignación pronunció ayer doña María Estrella Guzmán, la mujer de 68 años de edad, que el pasado viernes lo perdió todo luego de que su casa ardiera en llamas.

Ella, junto a seis personas más, entre ellas dos niños, eran las que habitaban la humilde vivienda que quedó totalmente incinerada en la diagonal 56 con transversal 47, del barrio Puerta del Sol. Al parecer, una fuga de gas, producto de una tubería superficial, generó el incendio que acabó con los pocos electrodomésticos que tenía la familia.

Pero lo peor no termina ahí. Tras la emergencia, un niño de cuatro años resultó con graves quemaduras en distintas partes del cuerpo.

El pequeño Sebastian Guzmán fue trasladado ayer al Hospital Universitario de Santander, en Bucaramanga, con heridas de primer y segundo grado. Se presume que sus ojos resultaron comprometidos.


Recolectar dinero

El menor primero fue llevado al centro de salud El Danubio, donde fue estabilizado y posteriormente trasladado al Hospital Regional del Magdalena Medio. De allí se hizo la solicitud para una hospitalización de tercer nivel.

La familia buscaba ayer la forma de recolectar el dinero suficiente para viajar a la capital del departamento y así acompañar al niño.

'Presenta quemaduras grado uno y dos, en cabeza, cara, miembros superiores e inferiores. Estamos hablando de aproximadamente el 25 a 30% del cuerpo', aseguró un galeno del puesto de salud El Danubio.


una campaña

Tras la emergencia de inmediato se dio inicio a una campaña a través de la cual se puedan recolectar algunas ayudas para la familia Guzmán. Las personas interesadas en hacer una donación o aporte, pueden hacerlo a las instalaciones del Cuerpo de Bomberos Voluntarios o comunicarse al número celular 320 881 97 90.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad