domingo 25 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Vendavales, la preocupación de los barranqueños

Vanguardia consultó con expertos las razones por las cuáles se han presentado varios fenómenos de este tipo en el municipio petrolero.
Escuchar este artículo

En el transcurso de los últimos meses la tranquilidad de los barranqueños se ha visto afectada debido a los fuertes vientos que han circulado por el municipio petrolero. Y es que con el que se presentó el pasado viernes, ya son cuatro los vendavales a los que se han tenido que enfrentar recientemente los habitantes de esta zona del Magdalena Medio.

El primero de estos fenómenos ocurrido en la ‘temporada de vientos’ se dio a mediados de julio en pleno corazón de la ciudad, exactamente en el centro comercial La Playita. Allí los comerciantes vieron cómo el fuerte soplido se llevaba a su paso algunas láminas de los locales con los que sustentan sus hogares.

Casi un mes después, a 40 minutos del casco antiguo de Barrancabermeja, se vivió una situación similar cuando una nueva tempestad azotó al corregimiento de La Fortuna. Allí las plegarias de los habitantes no impidieron que un nuevo vendaval afectara a ocho viviendas y derrumbara algunos árboles, que por fortuna, no causaron algún tipo de lesionado.

Luego, en horas de la tarde del 19 de agosto, también se escuchó un nuevo rugir que golpeaba con gran fuerza las tejas de algunas viviendas, en el que tampoco se presentaron heridos o damnificados. Por último, en la tarde-noche del viernes 23 de este mes, a causa de una nueva tormenta varias viviendas sufrieron daños y una parte de la ciudad se quedó sin el servicio de energía eléctrica.

Por esta razón, los barranqueños expresaron la angustia que viven cuando el cielo se empieza a tornar oscuro dando aviso a alguna tormenta, y temen que esta consigo traiga un nuevo vendaval.

Geraldin Mantilla, habitante del barrio Yarima, contó que “donde vivo la brisa ha golpeado muy fuerte a las viviendas. Las personas vivimos preocupadas porque allí habitan muchos niños y tememos que algo malo les pueda pasar. Una vez empieza a ventear fuerte, lo que hacemos es salirnos de las viviendas y esperar que pase. Creemos que es más seguro afuera”.

Por su parte, José Ferreira, quien pertenece a la comunidad del barrio 22 de marzo, manifestó que él y su familia también viven angustiados a causa de este fenómeno.

“Nosotros vivimos angustiados porque los vendavales han sido muy fuertes por estos días. Es un peligro que las láminas de las casas vuelen y puedan lastimar a alguna persona. Cuando estoy en la calle me refugio en una parte segura, pero cuando estoy en la vivienda no me gusta quedarme adentro porque me puede caer alguna teja”, aseguró Ferreira.

La Oficina de Gestión del Riesgo de Barrancabermeja, a través del funcionario Ramón Padilla, informó que este tipo de fenómenos “se debe a una ola tropical que está pasando por el continente”, y que han atendido diligentemente todas las emergencias que se han presentado. Además hizo la invitación a los habitantes para que tomen las medidas necesarias.

“La recomendación que se le hace a las personas es que se resguarden en un lugar seguro, que no salgan a la calle, allí están los peligros mayores como una rama o un árbol. Es importante que sigan estos consejos para que no tengamos hechos que lamentar”, señaló el funcionario.

¿Qué dice el Ideam?

Según información entregada por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, en los últimos días han predominado vientos del sur con velocidades mayores hasta de 10km/hr en el municipio. Además, la entidad indicó que una de las causas de los vendavales se debe a contrastes en la temperatura del aire en las primeras capas de la troposfera, entre 100 y 2000 metros.

Otra de las razones por las cuales se originan este tipo de vientos, es debido a las tormentas, que en su fase de inicio y desarrollo generan corrientes descendentes de aire frío.

Los vendavales pueden ocurrir en cualquier fecha del año, pero son más comunes en la región Caribe.

No obstante, uno de los departamentos en los que más se presentan es en Antioquia.

¿Es posible pronosticar un vendaval?

Mery Fernández, jefe de la Oficina de Pronósticos y Alertas del Ideam, explicó que “para poder pronosticar un vendaval tendríamos que tener una densa red de estaciones con sensores de velocidad del viento. Pero por ahora Ideam no tiene tantos sensores de medición de viento”.

De esta manera, lo que debe atender la comunidad es permanecer en lugares seguros y atender todas las recomendaciones de los expertos. De igual forma, dar aviso a las autoridades competentes sobre los hechos que se presenten.

recomendaciones
La funcionaria del Ideam, Mery Fernández, entregó una serie de recomendaciones a seguir para evitar posibles accidentes y lesiones que pueden ocasionar los vendavales.
Identificar sitios seguros para refugio.
Alejarse de elementos que puedan caer.
Dar aviso a las autoridades competentes en caso de presentarse algún daño.
Asegurar cubiertas, tejas, avisos publicitarios y demás objetos que pueda arrastrar el viento.
Hasta la fecha no se han reportado heridos o víctimas mortales, sin embargo varias familias han sido afectadas a causa de este fenómeno natural.
voces de la comunidad
Jesucita Muñoz
Habitante de Barrancabermeja
“Apenas empieza a soplar el viento en Buenos Aires me pongo a pedirle mucho a Dios para que no pase nada malo”.
José Ferreira
Habitante de Barrancabermeja
“Vivimos angustiados por los fuertes vendavales que han llegado estos días. Las láminas que vuelan es un peligro para uno”.
Orlando Ospino
Habitante de Barrancabermeja
“En el mes de agosto se presentan muchos vendavales, hay que estar preparados para estos”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad