miércoles 03 de junio de 2009 - 10:00 AM

Yarimera obtuvo premio nacional de palmicultura

A sus 54 años de edad, Isabel Parra de Manrique, hija adoptiva del corregimiento Yarima, jurisdicción de San Vicente del Chucurí, es ejemplo de pujanza y lucha de los empresarios palmicultores del país.

Se desempeña como jefe de relaciones externas de la empresa Palmas de Yarima. No obstante, su ascenso a ese lugar, dijo, no fue para nada fácil.

Y es que durante los últimos 20 años rastrilló, aró, sembró e hizo huecos para las plantaciones de cultivos. Ahora, es administradora de empresas agropecuarias, título que obtuvo el pasado 25 de mayo.

De manera paralela, se capacitó en manejo de búfalos, salud ocupacional y gerencia estratégica, gracias a sus estudios desarrollados en el Sena.
'Era muy difícil. Con mucho sacrificio tenía que estudiar de noche y me dormía en el escritorio. Llegaba a Barrancabermeja muy cansada. En cada parcial, me echaba una chillada' (sic), relató.

El pasado el 25 de mayo obtuvo el Premio Nacional a la Mujer Palmera Campesina, otorgado por la Federación Nacional de Palmicultores, Fedepalma, reconocimiento que asume como la continuidad de una lucha por su comunidad.

'Adoro a mi pueblo. Lo quiero ver con buenos servicios de salud, alcantarillado agua potable y un ancianato. Quiero mucho ver agua en Yarima, que los niños se puedan ver y que los ancianos no sufran ni por una gota de agua', expresó.

Su vida

Su ingreso a Palmas de Yarima se debió a la crisis económica del sector ganadero, para el cual trabajó cuando llegó a San Vicente de Chucurí.

En compañía de su familia, hizo trabajos propios para el establecimiento de los cultivos de palma para la empresa en la que labora. El primer logro, lo obtuvo con la siembra de 700 hectáreas, entre 1988 y 1990.

Su notable desempeño la llevó a ser administradora de la finca ‘El Amor de Isabela’, bautizada así en su honor.
Isabel también se ha desempeñado como promotora de las cooperativas de trabajo asociado Cootracor, Cotraesperanza y Ecodagro. De la primera, fue gerente durante diez años.

Ahí comenzó su trabajo con la comunidad. Ha luchado por el mejoramiento de vivienda de los asociados, ha realizado capacitaciones y ha logrado la adquisición de maquinaria usada, para ponerla al servicio de las empresas palmeras de la zona.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad