jueves 13 de mayo de 2021 - 12:00 AM

Zona rural, preocupada por estragos que dejan las lluvias

Primero fue Ciénaga del Opón y ahora es San Rafael de Chucurí el que clama por ayuda. Las autoridades visitarán la zona para evaluar daños y trazar una hoja de ruta, tras la amenaza del río Magdalena en cultivos y ciénaga.
Escuchar este artículo

Líderes rurales de Barrancabermeja empiezan a mostrar su preocupación por las consecuencias que pueda dejar la temporada invernal en sus territorios.

A las situaciones ya conocidas en tres veredas del corregimiento Ciénaga del Opón, donde las aguas del río Magdalena afectaron drásticamente hectáreas de cultivos, se suma una nueva emergencia en otro de los centros poblados de la zona rural.

El caso se ubica en San Rafael de Chucurí, ubicado 40 minutos aguas arriba del casco urbano de Barrancabermeja, donde no solo hay afectaciones en producciones agrícolas, sino que se teme por la salud de la ciénaga que lleva el mismo nombre del corregimiento.

Según explicó el edil Ramiro Suárez, el panorama es muy preocupante, ya que lo más probables es que la temporada de lluvias continúe durante varias semanas y no hay manera de detener la situación.

Por ello, hicieron el llamado a las autoridades, no solo del ámbito local, sino departamental, para que se tomen cartas en el asunto.

“En la margen derecha del río Magdalena, en nuestro corregimiento, el río Magdalena ya está ingresando a la ciénaga y ya se creó una especie de caño y lo único que detiene esta arremetida es una palizada que se formó.

Estamos a punto de perder la ciénaga, por lo cual hacemos un llamado a las autoridades para que se apersonen de esta situación, ya que es un daño ecológico grande el que podemos sufrir aquí”, indicó el edil del corregimiento San Rafael de Chucurí.

Finalmente, la comunidad indicó que espera una visita en las próximas horas de parte de organismos de socorro.

Esperamos la visita que tiene programada la oficina de Gestión de Riesgo lo más pronto para que puedan verificar la situación y realizar los respectivos informes técnicos acerca del daño que están generando los altos niveles del río Magdalena en este sector”, indicaron.

Finalmente, recordaron desde la zona que esta era una tragedia anunciada, a la cual sin embargo, no le han prestado la atención que amerita.

Sigue el monitoreo

De la Subsecretaría de Gestión del Riesgo recordaron que desde la semana pasada se mantiene vigente la alerta roja y destacaron que se ha hecho monitoreo en las veredas La Candelaria, Los Ñeques y Santo Domingo.

Asimismo, se conoció que efectivamente está programada una visita a San Rafael de Chucurí para determinar con exactitud las afectaciones que deja el río Magdalena y la amenaza sobre la ciénaga.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad