viernes 03 de abril de 2020 - 12:00 AM

Acondicionarían 41 camas para pacientes con síntomas respiratorios en San Gil

El Hospital Regional de San Gil se sigue preparando para atender al mayor número de pacientes frente a una posible propagación de COVID-19. Piden ayuda a la comunidad para adquirir más camas y respiradores.
Compartir

San Gil se sigue preparando en caso de una propagación de coronavirus en la ciudad. Además de las medidas de prevención como aislarse, pico y cédula para hacer diligencias y restricción vehicular, el alcalde Hermes Ortiz Rodríguez informó que adecuarán el Hospital Regional para instalar, por lo menos, 41 camas dispuestas para pacientes con COVID-19.

El mandatario de los sangileños visitó la sede del Hospital y confirmó que uno de los primeros cambios del lugar, tiene que ver con que el acceso por la carrera 5 será únicamente para casos de sospecha por contagios del virus y en donde estarán habilitadas 13 camas. Frente a la sede del Hospital tomarán en arriendo unas oficinas de una IPS para habilitar 20 camas y 8 más para pacientes no COVID-19. “Buscamos padrinos de buen corazón que nos donen camas. Sabemos que el costo de cada una puede pasar los $5 millones, pero podríamos salvar más vidas teniéndolas disponibles. Actualmente San Gil cuenta con 2 ventiladores, por lo que necesitamos la ayuda de muchos ciudadanos”.

El subdirector científico del lugar, Javier Acelas, explicó a Vanguardia que han decidido dividir el área de urgencias para que una zona sea exclusiva para pacientes con cuadro respiratorio. El lugar tendrá una entrada particular, además de un área en donde los médicos deberán cumplir con protocolos de seguridad. “Cada médico podrá cambiarse y prepararse para atender los pacientes antes de tener contacto con ellos. Así mismo al momento de salir. Es una responsabilidad muy grande la que debemos asumir, pero hacemos todo a nuestro alcance para preservar la vida y tranquilidad de la población”.

Infractores

El alcalde Ortiz Rodríguez manifestó su molestia ante el considerable número de persona que se ven circulando por las calles sangileñas, pese a la orden de toque de queda. El mandatario expidió un decreto en donde por medio de un “pico y cédula” los ciudadanos podrían salir a las calles de acuerdo al día y coordinación con el último número de su documento. Pero señaló que algunos sectores, como la Plaza de Mercado, se han convertido en un encuentro masivo. “Si no respetan las disposiciones la Policía Nacional tomará medidas estrictas. Ya lo dicen a nivel nacional: estamos en el pico de contagio más alto y no podemos tomarnos esto de forma deportiva. Se ha convertido una problemática en zonas de comercio y de continuar así tendré que cerrar la Plaza de Mercado el día domingo”.

Advirtió además que de la mano con Migración Colombia se pondrá en cintura a los ciudadanos extranjeros, para que aquellos que no acaten la orden sean deportados. “La mayoría de los ciudadanos están haciendo las cosas bien. Pero hay unos que no respetan y eso me preocupa porque pone en peligro la salud de toda una población”.

Ayudas

La primera autoridad de San Gil recomendó a la comunidad aprovechar las ayudas que llegan por parte del Gobierno Nacional, así como los pagos que han hecho Familias en Acción y Jóvenes en Acción. “Sean responsables con dichos dineros. Nosotros vamos a llegar a distintos sectores para favorecer a más de 2.500 familias que aún no tienen ningún subsidio del Estado. A quienes no se les entrega mercado es porque tienen bono pensional o ya tienen algún tipo de subsidio”. Finalizó recordando que hasta el mes de diciembre no se cobrarán intereses por mora en pagos de impuesto predial e industria y comercio.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad