miércoles 04 de agosto de 2021 - 11:57 AM

Así avanzan los primeros auxilios para la Basílica Menor del Socorro

El Paro Nacional y un estudio profundo de lo que se necesitaría para llevar a cabo los primeros auxilios de esta iglesia han retrasado la ejecución de la obra. Autoridades afirman que es compleja y se trabaja en una solución que no afecte más la infraestructura.
Escuchar este artículo

Patologías encontradas en la Basílica Menor Nuestra Señora del Socorro han puesto en riesgo la antigua edificación, pues una mezcla de situaciones relacionadas con las condiciones del suelo, de la cimentación, de materiales y la misma historia de la Basílica ha generado una serie de afectaciones en su infraestructura.

Entre ellas se han identificado grietas, fracturas, fisuras, desprendimientos de las torres, afectación sobre vitrales, pisos, entre otros.

Así avanzan los primeros auxilios para la Basílica Menor del Socorro

Santiago Rivera, ingeniero y supervisor técnico de la obra, explicó que antes de iniciar la obra como tal, se debe tener claro de qué manera se intervendrá en la edificación pues en caso de no hacerse correctamente, podría verse más afectada. Esto también lo confirmó la Secretaria de Cultura y Turismo de Santander, Mery Luz Hernández.

Hasta el momento está en desarrollo dicha propuesta de obra de reforzamiento y apuntalamiento. Por otro lado, se da el cumplimiento del contrato para la consultoría de la obra, donde se está haciendo un estudio riguroso de estos problemas que afectan a la basílica para definir alternativas técnicas de estabilización.

Es por ello que la fecha límite de estudios, que inicialmente se estableció para el 19 de julio, se modificó para el 19 de agosto. En ese orden de ideas, la fecha pactada para la entrega de los primeros auxilios sería el próximo 28 de octubre. El contrato fue celebrado hasta el 31 de diciembre.

No obstante, el arquitecto director del proyecto, Germán Ayarza, dice que “pretender someter estas obras patrimoniales a un tiempo contractual o de expectativa personal siempre es una situación que pone a estos inmuebles en dificultad. El inmueble es el que habla.”

De acuerdo con las eventualidades que se den en la marcha de la obra, se podría extender la fecha de entrega de estos primeros auxilios. Las autoridades darán a conocer estos hechos para añadir tiempo y recursos, en caso de ser necesario. Por ahora se tiene un presupuesto inicial de $700 millones.

Otros aspectos que han ralentizado la ejecución

El estudio de las patologías se vio atrasado por la complicación de traslado de los profesionales en patrimonio, provenientes de Bogotá, hacia el municipio de El Socorro a causa del Paro Nacional que tuvo lugar entre abril y junio, señaló

Por otro lado, el arquitecto Ayarza, sostiene que tales problemas identificados en la estructura han afectado a los profesionales que trabajan en el proyecto por las dificultades técnicas que este conlleva.

El informe más reciente, efectuado el pasado 23 de julio, indica también que ya se realizó la verificación de la documentación existente y se confirmó la validez de la planimetría del estudio hecho por el Ministerio de Cultura. También se realizó el análisis geotécnico con sus recomendaciones, al igual que la entrega de las fichas de inventario de bienes muebles.

En el contrato quedarían otras dos etapas, explica el arquitecto. El suministro de un andamio certificado de norma para poder estar en constante seguimiento por parte de las autoridades competentes sobre la condición de la parte alta de la catedral y la implementación del resultado de los estudios hasta el monto soportado por el contrato.

Lea también: San Gil y la opción de un nuevo préstamo para vías

Los primeros auxilios, una alternativa que da estabilidad al daño

Ante esta situación, “se necesitan acciones inmediatas y urgentes para que los daños no se sigan desarrollando, y en caso de que ocurra algo, la afectación sea la más mínima posible”, manifestó Santiago Rivera. En eso consiste la función de los primeros auxilios en esta restauración.

Allí hizo hincapié en que esta intervención no dará solución al problema de raíz, ya que arreglar el daño completo tardaría años por la complejidad del asunto.

Ayarza manifestó que cuentan con un equipo de profesionales con los que se espera aportar a la solución definitiva.

“Se espera que el año entrante, adjudicado el contrato y si el consultor le da visto bueno, esté en estudio el reforzamiento estructural definitivo y restauración integral. Ahí se definirá la solución a las patologías que tiene la edificación de gran cuantía”, agregó Rivera.

El párroco de la Basílica Menor, Daniel Carreño, manifestó que espera que los procesos en camino sean efectivos, de acuerdo a lo que está previsto para este primer momento.

Por ahora se mantiene la restricción del ingreso de feligreses a la iglesia por orden de la Secretaría de Cultura y Turismo ante las afectaciones estructurales identificadas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad