miércoles 04 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Banda del CUS se destacó en el concurso de Vélez

Con gran orgullo el Colegio Universitario de Socorro, CUS, se presentó en el Concurso Nacional de Bandas Marciales que se realizó el fin de semana en el municipio de Vélez, de donde obtuvieron un meritorio segundo lugar en la categoría semiespecial, enfrentándose a delegaciones de gran calidad de todo el país.

Para el director de la banda, Alonso Meneses Cristancho, el grupo de estudiantes no sólo representaron a la institución escolar, sino también a Socorro, pues fue la única delegación de la capital Comunera que se hizo presente en el evento. Meneses Cristancho también dijo que el nivel musical de las bandas participantes fue muy destacado, y que el puesto alcanzado por sus pupilos tiene un gran valor, pues se enfrentaban a bandas que incluyeron instrumentos no tradicionales.

'Este es el reconocimiento a un año de trabajo, y para nosotros es un orgullo el haber alcanzado este reconocimiento', dijo el Director de la Banda.

Así mismo, Meneses Chistancho exhortó a todos los integrantes de las bandas marciales de la capital Comunera, para que se vinculen a la escuela de música y se preparen en la lectura de partituras, que es lo más innovador en materia de bandas.

Explicó que en el concurso se pudo ver la inclusión de nuevos instrumentos como el trombón, flauta traversa, clarinete y  saxofón, lo que implica que las bandas de la capital Comunera deben prepararse para estar a la altura de las tendencias nacionales, y puedan participar con calidad en los concursos programados para el año entrante.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad