jueves 15 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Comunidad socorrana pide ayuda ante fallas en la estructura de la Basílica Menor

Grietas, humedades en paredes y techos, y represamientos de aguas, son algunos de los daños que presenta hoy el complejo histórico de Socorro. Incluso algunas piedras amenazan con caer.

Preocupación por parte de la comunidad socorrana ante los evidentes deterioros de la hoy Basílica Menor de la capital comunera. Grietas, humedades y enormes fisuras intranquilizan a los cientos de feligreses que asisten a las Eucaristías. Además, se trata de un lugar Patrimonio de Colombia el cual tiene una historia arquitectónica que impacta a propios y visitantes.

Representantes de la Asociación de Socorranos en el Siglo XXI hablaron con Vanguardia sobre los aspectos físicos del lugar que, incluso, ya no son novedad puesto que se han venido presentando hace varios años. María Clara Gallego Gast, presidente de la Asociación, recordó que en el año 2012 y durante una visita del expresidente Juan Manuel Santos, líderes del municipio plantearon la dificultad e hicieron un llamado para que las autoridades competentes “tomaran cartas en el asunto”: “Se dio un primer informe técnico y fue muy preocupante. Luego, con la venida del presidente Iván Duque, uno de los temas prioritarios fue precisamente este. Él se comprometió a ayudarnos, pero necesitamos que esas promesas se cumplan. Socorranos en el Siglo XXI tiene un capítulo en Bogotá en donde son miembros el arquitecto Rodrigo Medina y Eduardo Durán, presidente de la Sociedad Colombiana de Historia. Ellos enviaron una carta al Ministerio de Cultura y a la Curia. De allí surgió que contamos con el presupuesto para el estudio formal que son 600 millones de pesos. Patrimonio Histórico ofreció 300 y pensamos que con Fontur se logren otros dineros”.

El costo total estimado para sanar las fallas del lugar, ícono de los socorranos y santandereanos, es de unos 3.500 millones de pesos. Vanguardia pudo confirmar que la edificación tiene represamientos de agua, humedades, profundas grietas e incluso algunas de las piedras del techo amenazan con caer. “Se necesita una restauración seria y total. Siempre resanan y con maquillajes, pero eso ya no funciona. Hay que meterle mano seria al asunto. Si la Catedral se cae no hay forma de levantarla de nuevo; es algo que representa a nuestra comunidad y el mayor atractivo turístico”.

El millonario presupuesto ya comprende el costo del estudio y es necesaria la mano de obra por parte de expertos por tratarse de una construcción Patrimonio de Colombia. La restauración debe ser liderada directamente por parte del Ministerio de Cultura.

Bien cultural

La edificación religiosa, reconocida como la construcción de piedra labrada más grande que existe en toda Colombia, fue considerada por el Congreso de la República en el año 2011 como un símbolo de interés cultural para el país, por su gran importancia de tipo arquitectónico e histórico.

La Concatedral Nuestra Señora del Socorro, hoy Basílica Menor, es la cuarta obra existente en Socorro que se declarará Monumento Nacional, al ser incluida en el listado del Ministerio de Cultura como “Bien de Interés Cultural del Ámbito Nacional”, junto con la Casa de la Cultura Horacio Rodríguez Plata, la Casa de Berbeo, el Puente Comuneros y el Sector Antiguo de la capital comunera.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad