domingo 05 de agosto de 2012 - 12:00 AM

Emergencia en el municipio de Guadalupe, tras alud de tierra

Un movimiento de masa superficial en un sector rural del municipio de Guadalupe, el cual arrasó con varias hectáreas en dirección a una quebrada que desemboca en el Río Suárez, está generando riesgo a las personas que viven en la zona. Por el momento, hay orden de evacuar a dos familias, aseguró la Administración Local.
Escuchar este artículo

Ayer en zona rural de El Carare, municipio de Guadalupe, se presentó un desprendimiento de  tierra a 150 metros de profundidad, material que luego se movió en masa superficial de un kilómetro cuadrado, en dirección a la quebrada La Pava que comunica con el Río Suárez.

Se trata de un fenómeno que dio sus primeros indicios hace 20 días, cuando se abrió la tierra en el mismo punto y donde una familia debió ser evacuada del sitio por el riesgo que representaba para su vivienda.

El secretario de Gobierno de Guadalupe, Alirio Garzón, informó que el movimiento cubrió más de cien hectáreas de terreno que tenía cultivos de café, cacao, pastos y varias viviendas.

El funcionario señaló que no se han presentado víctimas humanas, sin embargo deben evacuar 20 familias tienen orden de evacuación en el sector de El Carare y Sabaneta.

Ayer las autoridades municipales activaron el Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres y reportaron el fenómeno a desastres de la Gobernación y a la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, autoridades que se desplazan a la zona para evaluar la magnitud de la emergencia y las medidas a tomar para evitar una avalancha.

Dado que el desprendimiento de tierra tuvo lugar sobre una zona rocosa, los habitantes y autoridades vieron salir humo como producto del roce de las piedras arenosas.

“Estamos hablando de que la remoción en masa superficial que se generó luego se fue por una pendiente en dirección a la quebrada, que está a menos de un kilómetro del sitio donde surgió el hundimiento. Tenemos ahora un peligro inminente de avalancha, pues la magnitud  del material podría llegar a represar el lecho del Río Suárez”, precisó el funcionario.

El alcalde, Óscar Sierra Zuleta, dijo a Vanguardia Liberal que ya se acordonó el sitio con cinta de señal de peligro para evitar que  los habitantes se acerquen al lugar del alud.

“El viernes llovió, el sábado no; comunicamos al Consejo para la Gestión del Riesgo de Desastres a nivel departamental, a la Corporación Autónoma Regional de Santander y al gobierno nacional, para que manden técnicos a evaluar la situación, porque una avalancha en el Suárez y generar riesgos en los territorios que van hasta Hidrosogamoso”, precisó el mandatario.

Así las cosas, advirtió que  una avalancha podría eventualmente generar afectación en los municipios de Guapotá, Chima y demás localidades cercanas al Río  Chicamocha y Río Sogamoso.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad