jueves 05 de diciembre de 2013 - 12:01 AM

Familia de Onzaga requiere ayuda y una silla de ruedas

Una mujer de 55 años requiere de la ayuda de los socorranos para continuar con un tratamiento médico en el Hospital Regional.
Escuchar este artículo

Por una verdadera odisea está pasando una mujer de 55 años, proveniente de Onzaga, quien padece de diabetes y no cuenta con los recursos necesarios para mantenerse en la capital comunera, donde recibe un tratamiento especializado.

Esta enfermedad lamentablemente la dejó ciega y hace cinco meses tuvieron que iniciarle diálisis.

“Somos de Onzaga y aquí no tenemos a nadie, tuvimos que venirnos para aquí por la enfermedad mía, nos ha tocado duro, el único que puede ver de mí es mi hijo, él trabaja en lo que se pueda de albañil, pintando casas, haciendo mandados pero no es suficiente”, afirma doña Flor quien debe someterse a la diálisis tres veces por semana.

Luego de haberse hospedado en algunos hogares de paso, encontraron una vivienda ubicada frente al cementerio central, donde pagan $600 mil pesos de arriendo por una casa compartida, sin embargo, las dificultades económicas tocan a diario las puertas de sus vidas.

“No alcanza para pagar el arriendo, la comida, y todas las necesidades, es difícil porque no somos de aquí y tampoco la familia tiene plata para mandarnos, por eso es que pedimos colaboración”, afirma la mujer.

Además del Hospital ninguna entidad les ha prestado la ayuda necesaria aún cuando doña Flor y su hijo son de escasos recursos.

El apoyo ha llegado a estas personas en forma de alimentos y uno que otro mercado proveniente de personas bondadosas y de buen corazón quienes al conocer la historia, se han dejado contagiar por la bondad y solidaridad, pero se requiere ayuda urgente.

UNA SILLA DE RUEDAS PARA FLOR

Lamentablemente el estado de salud de Flor ha venido desmejorando y tras haber perdido su visión, ahora la movilidad se hace cada vez más complicada, por lo que se requiere de una silla de ruedas.

Una solicitud expresa hicieron estas dos personas al alcalde del Socorro, Humberto Corzo Galvis, para que se analice la posibilidad de gestionar que la anciana pueda ser acogida en un centro de atención geriátrico y que su hijo pueda conseguir un trabajo medianamente estable para sobrellevar esta dura situación.

Las personas interesadas en colaborar con esta familia, lo pueden hacer contactándose al celular número 310 3377404.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad