domingo 08 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Hacen cuentas para los primeros auxilios de la basílica del Socorro

Un factor clave desde que se evidenció la necesidad de intervenir la Basílica Menor Nuestra Señora del Socorro, es que no había ni ‘un peso’ para adelantar el proceso y lo más importante es que la situación sigue siendo la misma y plata, no hay.
Escuchar este artículo

Con calculadora en mano el padre Daniel Carreño, rector de la Basílica Menor Nuestra Señora del Socorro, pasa los días terminando de hacer cuentas para saber cuánto dinero se necesita en la intervención del emblemático templo, cerrado desde hace varios meses por el riesgo de colapso en el que se encuentra.

La estructura requiere dos procesos. El primero y el más urgente es el trabajo de primeros auxilios, en donde se presentan avances significativos, por lo menos en cuanto a costos se refiere.

Santiago Rivero Bolaños, ingeniero civil y responsable de la subcomisión técnica creada para la reparación de la basílica, explicó que con el visto bueno del Ministerio de Cultura se buscó la asesoría de dos expertos en el tema.

Los profesionales que visitaron el Socorro hicieron una evaluación inicial de lo que se necesita, permitiendo establecer que los diseños de este plan de primeros auxilios costaría $176 millones y la intervención alrededor de $500 millones.

Según lo hablado con los arquitectos, las obras de estabilización serían varias. Entre ellas estaría la construcción de una estructura metálica externa que le de sostenibilidad a las dos torres; en una zona de transición entre las torres y las naves levantar una estructura interna por el sector donde está la grieta; en la parte de arriba en la cubierta hacer una cubierta extra que cubra la grieta de 13 centímetros existente y anclar con soportes las torres a la nave central.

Los trabajos son fundamentales y de ellos depende que la basílica pueda mantenerse estable, mientras se consiguen los recursos para la segunda parte del proceso que es la intervención total, en lo que se trabaja con el fin de completar los estudios obligatorios para el proceso.

A estas obras hay que sumarle la contratación que se debe hacer para levantar el inventario de los bienes inmuebles y diseñar cuál es la mejor forma de trasladarlos para conservarlos en buen estado.

En este proceso se tendrían que invertir $31 millones y otros $60 o $70 millones en la conservación.

Los gastos van más allá. Carreño indicó que para adelantar todas las gestiones y coordinar el proyecto, se tiene un equipo de trabajo y otros gastos, entre ellos el arriendo de una oficina, variantes que suman alrededor de $100 millones adicionales a los gastos normales de la parroquia.

A conseguir plata

Un aspecto clave desde que se hizo evidente la necesidad de intervenir la Basílica Menor Nuestra Señora del Socorro, es que no había ni ‘un peso’ para adelantar el proceso y lo más importante es que la situación sigue siendo la misma y plata, no hay.

Carreño explicó que se están haciendo gestiones con la Alcaldía del Socorro y la Gobernación de Santander, buscando algún tipo de apoyo para después ir a poner ‘la bolsa’ ante el Ministerio de Cultura.

Este medio pudo conocer que la reunión con Mauricio Aguilar, gobernador de Santander, debió ser aplazada puesto que estaba programada para los días en que el mandatario resultó positivo para COVID-19.

Carreño espera una nueva cita y que el resultado de la reunión, empiece a cambiar el panorama económico del proceso.

La segunda línea para conseguir recursos son los aportes de la comunidad y para tocar el buen corazón de los socorranos y no socorranos, se tiene programada una serie de actividades.

El rector de la basílica indicó que el próximo 14 de diciembre se lanzará una campaña que incluirá unos bonos de solidaridad por un valor de hasta $5 millones, un crowdfunding buscando llegar a las personas que están fuera del Socorro y del país, y una muestra fotográfica itinerante con el apoyo de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, capítulo Socorro.

cerrada desde junio pasado
Las fallas estructurales y el riesgo frente a un posible colapso hicieron que en junio de este año el Consejo Departamental de Patrimonio ordenará el cierre de la Basílica Menor Nuestra Señora del Socorro.
Desde ese momento se adelantan gestiones para la intervención total, un proceso que debe contar con la aprobación del Ministerio de Cultura.
Este proceso podría costar varios miles de millones de pesos y se necesitarían varios años. Tras recibir un par de estudios especializados, el padre Daniel Carreño y su equipo de trabajo avanzan en la posibilidad de establecer convenios con la Universidad Santo Tomas y la Universidad Industrial de Santander, UIS, que estarían interesadas en donar parte de los estudios que hacen falta para completar el proyecto.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad