domingo 19 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Millonaria deuda del contratista de la UCI con el Hospital del Socorro

Según el directivo del Hospital Regional Manuela Beltrán, en 2018 no recibieron pagos de la empresa contratista, pese a que esta ya había recaudado los recursos de las EPS.

Ariel Alfonso Jiménez Escobar, gerente del Hospital Regional Manuela Beltrán del Socorro, dio a conocer el monto de la deuda que la firma Unión Temporal, UT, tiene con la institución. Además el directivo contó que durante el 2018 la UT no pagó un solo peso de lo que recaudaron como pagos de las EPS.

En diálogo con Vanguardia, Jiménez Escobar dijo que el Hospital está en proceso de solucionar la situación jurídica y financiera, que ha sido motor para la decisión de cierre de la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI.

Señaló que las directivas nunca han querido dejar a Socorro sin UCI, pero que aún la ciudadanía desconoce los componentes que llevaron a la toma de la decisión: “desde el comienzo del contrato entre la ESE y la UT percibimos comportamientos irregulares, incumplimientos continuos, lo que nos obligó a cancelar lo pactado”.

Explicó que el contrato se trató de una asociación sin riesgo compartido y pactaron entre las dos partes un porcentaje del 11%, que serían parte de los recursos que le ingresan a la UCI por venta de servicios.

Según el gerente de la entidad, son recursos que le ingresaron a la empresa contratista pagados por las EPS, informes que la misma Unión Temporal le entregaba al Hospital.

“Lo crítico y lo grave de esto es que en ningún momento le hacían pagos al Hospital. En el año 2017 solo recibimos $20 millones por concepto de dicho 11%. Al siguiente año no recibimos una sola moneda y durante 2019 solo han pagado $24 millones”, precisó.

El funcionario anotó que desde que la UCI comenzó a operar han pagado a la ESE $940’636.675 por concepto de la participación a la que tienen derecho, de $4.606’218.044, a corte del 31 de diciembre del 2018.

“Los valores se sacan de la certificación que la misma UT le entrega al Hospital en donde indican cuánta plata le pagaron las EPS a ellos y sobre esa plaza calculamos el 11%, hacemos factura y esperamos el pago”, explicó.

Jiménez Escobar detalló que en el año 2016 llegó al Hospital Regional Manuela Beltrán una investigación de la Fiscalía 52 Anticorrupción, donde señalaban al gerente por el delito de enriquecimiento a favor de un tercero y eso obedecía a que él como representante legal permitía que una empresa siguiera trabajando sin pagarle deudas al Hospital.

“Yo estaba obligado a recaudar esa deuda en aras de salvaguardar los intereses de la entidad, los intereses del Estado. Esto no es un invento del gerente; por el contrario es el resultado de un análisis administrativo al que debo responder como representante legal”, dijo.

¿Qué viene ahora?

“El próximo 23 de mayo tenemos reunión con junta directiva para hacer un balance de lo que está pasando. Desde ya hemos venido revisando algunas alternativas como por ejemplo la posibilidad de que la UCI sea manejada directamente por el Hospital, pero esto acarrearía analizar, revisar financieramente, qué posibilidades hay de asumir el reto, qué implicaciones financieras representa, inversión y demás”, afirmó Jiménez Escobar, quien agregó que nunca han querido acabar con la UCI y que esperan que más pronto que tarde, Socorro vuelva a tener el servicio. Por último, aclaró que es un cierre temporal mientras jurídicamente se resuelve el tema.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad