jueves 08 de enero de 2009 - 10:00 AM

No hay quien atienda a tanta gente

La Registraduria Municipal abrió las puertas al público a partir de esta semana, y desde entonces las oficinas se han llenado de largas filas.

Según el registrador, Fernando Fonseca Álvarez, la cantidad de usuarios se debe no solo al cierre de la oficina por el lapso de un mes, sino también a que las personas que viven fuera de la ciudad, y que se encuentran de vacaciones, están haciendo trámites que tenían atrasados.

Fonseca Alvarado aseguró que la solicitud de documentos de identidad y de registros civiles son la constante, y que esto se debe a la proximidad de las matrículas en los colegios y universidades, y dichos documentos son exigidos a los estudiantes.

'El trabajo es mucho y solo hay un funcionario atendiendo las solicitudes', dijo el registrador municipal, quien agregó que esto se debe a la falta de presupuesto para la contratación de un auxiliar.  

Las quejas

En repetidas oportunidades los ciudadanos han manifestado la inconformidad con respecto a la tardanza en la entrega de documentos como la cédula de ciudadanía, pues se conocen casos de tres años de espera para que se les entregue el documento de identidad, y no hay solución.

Fonseca Álvarez confirmó esta situación, pero también fue claro al decir que la tardanza es responsabilidad de las oficinas de ubicadas en Bogotá, quienes no han enviado la documentación en los tiempos estipulados, pero que esto también se debe al proceso de cambio de cédulas que se está haciendo a nivel nacional.


Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad