martes 09 de marzo de 2021 - 12:00 AM

Por acueducto mal construido exigen pago de póliza en el Socorro

La alcaldía del municipio emitió la resolución 9456 de 2021, declarando el siniestro del proyecto y exigiendo el pago de las pólizas de cumplimiento y calidad de la obra. El monto cobrado a la empresa contratista es de $423,1 millones.
Escuchar este artículo

La presión se siente en la vereda Chanchón del Socorro, en donde las tuberías del casi nuevo sistema de acueducto veredal se rompen a diario por la fuerza del agua.

Por este motivo, la alcaldía del municipio emitió la resolución 9456 de 2021, declarando el siniestro del proyecto y exigiendo el pago de las pólizas de cumplimiento y calidad de la obra. El monto cobrado a la empresa contratista es de $423,1 millones.

En este caso se trata del Consorcio Acueducto Rocamar, integrado por las Empresa Colombiana de Ingeniería y Consultoría ARS SAS. Este grupo de empresas tiene 10 días para presentar un recurso de apelación.

La historia

La construcción del acueducto veredal Chanchón se puso en marcha en 2017 como una las de las iniciativas que buscaba darle solución al problema histórico de desabastecimiento de agua que vivían las más de 100 familias que habitan en el sector.

La inversión fue de $485 millones del Sistema General de Regalías y era esperada por los habitantes del sector que a diario debían extraer el líquido de un afluente hídrico que recibe aguas negras. Elvecio Gómez Acosta, nacido en la vereda y quien lleva 20 de sus 65 años de vida dedicados a ser líder comunal, contó que en el momento de la entrega del proyecto pensó que nunca más tendría que darle agua contaminada a su familia.

“A veces todavía toca y ahí en esa quebrada caen unos caños de La Industrial (barrio del Socorro)”, contó el agricultor sobre como por los cortes del servicio tiene que en ocasiones recurrir a esas prácticas nada saludables.

Los problemas se presentan desde el primer momento y no paran, nunca los habitantes han tenido un servicio contante y eso los tiene cansados.

César Augusto Ardila, gerente de la empresa Aguas del Socorro, operadora del acueducto rural, explicó que en enero de 2019 recibieron la obra de la alcaldía y en diciembre de 2019 cuando llegó al cargo, hizo un informe detallando los inconvenientes que se venían presentando.

El principal problema detallado en este y otro documento elaborado por la empresa de acueductos del Socorro, es que la tubería no soporta la presión del agua y esto hace que se rompa en diferentes puntos casi que diariamente.

Las fallas, de acuerdo con los informes técnicos, estarían en las tanquillas rompecargas, incapaces de reducir la presión del agua. Ardila explicó que se puede evidenciar como durante la construcción del acueducto veredal se hicieron ajustes técnicos y algunas tanquillas fueron cambiadas por válvulas que no tienen la capacidad necesaria.

De los más de 3 kilómetros de tubería que conectan el acueducto veredal con el Sistema de Aguas del Socorro, el 20% ya habría presentado daños y se tendría que hacer la reposición del 80% del proyecto aproximadamente, contó Ardila.

Desde la empresa socorrana se tenía presupuestado que el proyecto debería tener una duración cercana de 40 años y hasta ahora lleva dos en servicio.

Un recorrido legal

Según la información contenida en la resolución, la alcaldía se reunión con la empresa constructora buscando una solución. En un momento voceros del consorcio habrían propuesto entregar los materiales y que Aguas del Socorro aportara la mano de obra, pero esta propuesta fue declinada porque no se ajustaba a las necesidades contractuales.

El proceso ahora entra en un recorrido jurídico y, mientras tanto, sin un plan B que se conozca para intervenir de fondo el acueducto veredal, los habitantes del Chanchón deberán seguir aguantándose los cortes y los funcionarios de Aguas del Socorro reparando las tuberías rotas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad