miércoles 23 de noviembre de 2022 - 12:00 AM

Tutela obliga a proteger a niños de la escuela El Chanchón, en Socorro

La alcaldía del Socorro respondió que ya contrató una consultoría para la elaboración del Plan Maestro de Infraestructura Educativa Municipal. Sin embargo, el deterioro del plantel donde reciben clase 17 estudiantes no da espera.

Los últimos dos días de clases de los 17 niños de la escuela El Chanchón, en zona rural del Socorro, deberían darse en un lugar diferente a la vieja sede en donde habitualmente reciben sus conocimientos.

Así lo ordenó una tutela presentada y fallada en contra de la Gobernación de Santander y la alcaldía socorrana, a quienes el Juez Tercero Promiscuo Municipal de San Gil les ordenó garantizar el derecho a la educación y la salud de los menores.

Según el documento, fallado el pasado 16 de noviembre (viernes), las autoridades locales y departamentales tenían dos días hábiles para garantizar un nuevo lugar para que los estudiantes y su docente terminen el año lectivo en un espacio digno.

Las entidades también deberán trabajar en la generación de uno o varios proyectos que garanticen un espacio digno para que los menores continúen con su proceso educativo.

Ayer, a las 8:00 de la mañana, Janeth González, única docente de la sede educativa, trabajaba con sus pequeños en los pasillos de la vieja casa en donde funciona la escuela. Estaban haciendo algunas manualidades a la espera de que funcionarios de la alcaldía o la gobernación se comunicarán con ellos o llegarán a revisar el estado de la pequeña institución.

Para esta educadora que lleva años intentando llamar la atención de alcaldes, gobernadores y hasta presidentes, la decisión del juez representa una ilusión, especialmente para que en 2023 los niños puedan tener una experiencia diferente, sin estar pensando en todo momento si el techo se les va a caer.

La situación de la escuela El Chanchón, sede B del Centro Educativo Verdín, no es nueva. En septiembre de este año la docente llamaba la atención sobre el deterioro en las cubiertas y muros que estaba aumentando con el invierno y días después, la primera semana de octubre, una parte de la cubierta se desplomó.

Los niños, este año, usan justamente parte del pasillo como aula de clase y otros se instalan un pequeño cuarto en donde no caben todos.

La casa tenía inicialmente dos salones, pero solo uno está en funcionamiento, el otro es un peligro constante.

Alcaldía responde

Ante la decisión del juez, la alcaldesa del Socorro, Claudia Porras, explicó que el municipio desde hace un par de meses contrato una consultoría que permitirá levantar el Plan Maestro de la la Infraestructura Educativa Municipal y de ahí saldrá el proyecto a ejecutar en la escuela El Chanchón.

La funcionaria expresó que junto con la Gobernación de Santander deberán evaluar también si la escuela tiene algún tipo de amenaza natural y además recordó que por ser un municipio no certificado la responsabilidad de la infraestructura de las instituciones (colegios y escuelas) recaen sobre la Gobernación de Santander, aunque desde su administración se han invertido $1.718 millones.

Sobre el traslado de los menores a otro inmueble, Porras expresó que es una situación que se analizará con el ente departamental.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad